«No me planteo volver porque no sé si encontraría trabajo»

Ángel David García, en una visita a Litomerice.  /
Ángel David García, en una visita a Litomerice.

Ingeniero químico en la República Checa, viajó a Praga con una beca Erasmus. Trabaja desde 2008 en una empresa referente en la producción de aceite de colza y biodiésel. Añora la playa y los ‘serranitos'

VANESSA MELGAR

Rilke vino a su Ciudad Soñada y David se fue a la República Checa. Este joven de Ronda hizo el viaje del famoso poeta a la inversa. Desde hace seis años trabaja en este país tras finalizar sus estudios. Es ingeniero químico, completó su formación en Praga con una beca Erasmus y se enteró de que estaban construyendo una nueva fábrica que pertenece a la empresa PREOL a. s., referente nacional en la actualidad en producción de biodiésel y aceite de colza. Es responsable de Desarrollo Técnico en la planta de Lovosice, un «pequeño pueblo con alrededor de 8.700 habitantes a orillas del río Elba», que está situado a 60 kilómetros de Praga y a 40 de la frontera con Alemania.

Datos

Ángel David García 37 años, de Ronda.
Estudios Ingeniero químico por la UMA.
Idiomas Inglés y checo.
Trabajo Responsable de Desarrollo Técnico en PREOL a. s. que produce biodiésel y aceite de colza, entre otros.
lovosice (República Checa Alrededor de 8.700 habitantes. El municipio está a 60 kilómetros de Praga y a 40 de la frontera con Alemania. A orillas del río Elba, en el distrito de Litomerice

«PREOL a.s. es miembro del grupo checo AGROFERT que está formado por más de 200 empresas del sector agrícola, industrial químico y alimentario por lo que es el mayor grupo agroalimentario del país, líder en el procesado de semilla de colza y el mayor centro de producción y desarrollo de biocombustible. Procesa anualmente 450.000 toneladas de semilla de colza con las que se obtienen 120.000 toneladas de éster metílico de colza -biodiésel-, más de 270.000 toneladas de torta de colza para la elaboración de piensos animales compuestos y 10.000 toneladas de glicerina de calidad farmacéutica. También comercializa aceite de colza para alimentación. Mi trabajo abarca tareas muy diversas como gestión de proyectos, supervisión de sostenibilidad, cálculo de emisiones, estudios de rentabilidad...», dijo.

La empresa se creó en 2003 y cuenta con 129 empleados. «Llegué a Praga el 25 de junio de 2008 y lo recuerdo como si fuera el primer día. El 25 es el cumpleaños de mi madre y me recibió una tremenda tormenta de granizo que casi rompe los cristales del autobús que me trajo al pueblo. Pensé que estaba loco», contó. Y añadió: «Me siendo más que afortunado. Fue el prácticamente el primer currículum que eché. En 2008 aún no se hablaba de crisis en España. No me planteo volver puesto que no sé si encontraría trabajo», argumentó.

García cambió las vistas del Tajo por el Elba. «Vivo en Lovosice con mi novia en un bonito apartamento de alquiler con vistas al Elba», comentó. Echa muchísimo de menos su tierra: «Tras el invierno, la llegada de la primavera es brutal... Se nota hasta en la gente que está mucho más contenta. Me gusta hacer deporte y aquí no ves ni un serranito ni un espeto ya que no hay ni playas ni sardinas. La vida es muy diferente, los sueldos son más bajos pero también la vida es más barata aunque hay diferencias con Praga. Algunas personas me han hablado de nuestras playas y de Ronda y eso me enorgullece», afirmó este rondeño.

"Me defiendo con el checo"

Lo que más le costó fue aprender checo. Se defiende en inglés y pensó que con eso tendría suficiente pero cayó en la cuenta de que necesitaba el idioma nativo hasta para comprar el pan. «Fue duro. Ahora me defiendo con el checo pero doy fe de que las lenguas eslavas son las más difíciles de aprender. Por ejemplo, en checo no significa sí... la confusión está servida», bromeó.

Sobre la situación económica que atraviesa España, manifestó: «Es una pena que la generación mejor formada de la historia de España lo tenga difícil para encontrar trabajo. Pienso que es otro fruto podrido de una pésima gestión del país», terminó y animó a los jóvenes a emigrar aunque matizó que se trata de una experiencia difícil que puede salir mal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos