Miguel Trillo, el retratista de gente con pinta rara

El fotógrafo malagueño pasa revista a tres décadas de trabajo en varios continentes a través de las imágenes de ‘Parejas y placeres’

ANTONIO JAVIER LÓPEZ
'Rosa, en la peluquería de Jose'. :: Miguel Trillo/
'Rosa, en la peluquería de Jose'. :: Miguel Trillo

Una de las reglas no escritas (o sí) del lenguaje documental consiste en el trabajo invisible de la cámara. Los protagonistas nunca deben mirarla. Eso rompería la supuesta apariencia de objetividad. Ha sido una de las muchas convenciones que ha transgredido Miguel Trillo en su amplia trayectoria como fotógrafo. En sus instantáneas, los personajes suelen dirigirse al espectador de frente, a menudo con gesto serio.

Ahí está el tipo con la cabeza rapada que pasa el brazo por encima del hombro de su compañera de cresta fucsia en Leicester Square (Londres) en 1981. O los dos skaters retratados en Vigo en 1995. O Rosa en la peluquería de Jose, Huelva, 1992. O los adolescentes occidentales perdidos en Dubái con sus respectivos piercings. Retratos urbanos reunidos para la exposición Parejas y placeres que Trillo inaugura hoy en la Galería Alfredo Viñas.

«Estas fotografías son algo así como la prehistoria de Facebook», bromea Trillo, nacido en Jimena de la Frontera (Cádiz) en 1953 y criado en Málaga. «He intentado reunir fotografías de todas las décadas que llevo trabajando y creo que en el conjunto se aprecia una unidad de estilo», avanza el fotógrafo, autor de una suerte de banda visual y también un poco musical de las cuatro últimas décadas de la cultura urbana española.

Y también continental y global. Lo explica el propio Trillo: «Siempre he intentado ir a las fuentes. En 1981 estaba en Londres porque era allí donde empezaban a cocerse muchos movimientos urbanos. Ahora viajo mucho por Asia porque estoy convencido de que Japón, y en particular Tokio, es ahora el eje de modernidad que en el pasado fueron París, Londres o Nueva York».

Un viaje en pareja del punk al cosplay, de Occidente a Oriente, de los 80 a la primera década del siglo XXI, trazado a través de una veintena de fotografías expuestas hasta finales de enero en la Galería Alfredo Viñas (abierta de lunes a viernes, de 11.00 a 13.30 horas y de 18.00 a 21.00 horas y los sábados, en horario de mañana).

Trillo presenta hoy en Málaga Parejas y placeres mientras prepara uno de los proyectos más ambiciosos en torno a su obra: la exposición retrospectiva que inaugurará después del verano de 2014 en las salas de Tabacalera en Madrid. Un montaje organizado por el Ministerio de Cultura con «muchísimo material nuevo» junto a lo más representativo de su trabajo.

Una obra donde la belleza suele llegar de la mano de tipos con unas pintas más bien raras.