De la Torre mantiene su preocupación tras reunirse con el asesor de Al-Thani

De la Torre se pronunció ayer sobre la cita con el asesor de Al-Thani. / SALVADOR SALAS

El alcalde de Málaga transmite a Shaheen sus inquietudes y dice: «Las cuentas que hace sobre los posibles recursos quizás son excesivamente optimistas»

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El asesor del jeque Abdullah Al-Thani procedente de Washington, Richard Shaheen, comienza a ejercer ya como director general del Málaga, aunque no lo es. Trabaja en las oficinas del club y pretende establecer lazos con distintos sectores de la sociedad de la ciudad. Primero se reunió el lunes con una representación de los Pequeños Accionistas y después lo hizo con el alcalde Francisco de la Torre, quien dejó claro que mantiene su preocupación sobre el futuro de la entidad tras la cita con este consultor.

La cumbre fue completamente secreta, si bien, tras darla a conocer ayer este periódico, De la Torre explicó más tarde los pormenores de la misma. «La reunión responde a una petición de visita. Desde hace algunos días lo tenía pendiente. Entendemos sobre el plan de viabilidad que creo que lo conoce el asesor y que debe estar identificado con él. Pero me da la impresión de que, en cuanto a las cuentas que hace de posibles recursos que puede encontrar el Málaga de aquí a cuatro meses, quizás son excesivamente optimista», aseguró.

De la Torre dividió sus recomendaciones al enviado de Al-Thani en tres puntos, como explicó detalladamente: «Primero, que el plan de viabilidad presentado ante LaLiga debe procurar él, como asesor, que se cumpla, pero cuanto antes. Y, que yo sepa, no hay ninguna medida que se esté adoptando de lo que se dijo que se iba a hacer. Y eso me preocupa». Para el alcalde, en mitad de la crisis del Málaga, hay un asunto crucial: «Segundo, que las cuentas de la Fundación y las del club son distintas. Y por tanto el dinero que hemos procurado para La Academia (ya dispone de 4,4 millones por la venta de la parcela permutada por El Viso), debe ser para La Academia. Puede haber una posibilidad de que, si el club le aporta dinero, ahora le destine algo menos de lo que necesita, pero no debe dedicarse a una cosa que no sea a la Fundación y La Academia. Eso lo tengo claro». Aquí lanza un mensaje claro para que esta partida no sea utilizada en algo diferente a lo previsto.

Asimismo, De la Torre tampoco quiso olvidarse del equipo malaguista, que está ahora en una mala dinámica y se encuentra clasificado en la zona de descenso: «Tercero, que debe procurar que la propiedad del club, mientras sea propietario, se preocupe de hacer las cosas que sean necesarias para que el Málaga mejore lo máximo posible deportivamente». El primer edil del consistorio, que conoce perfectamente la crisis del club, añadió sobre la cumbre con Shaheen: «Y no hemos entrado en más cuestiones. No he comentado la posibilidad de nuevos escenarios, como otros propietarios, sino en la realidad de hoy. Lo que deben hacer; cumplir el plan de viabilidad y también los compromisos que tienen con nosotros respecto a La Academia, y preocuparse por la marcha deportiva del Málaga. Y hacer los esfuerzos posibles para que al menos se quede el equipo en Segunda, y que luego suba a Primera».

Respecto a las medidas que puedan tomar los asesores del jeque, De la Torre comentó: «Del plan de viabilidad, las noticias que tengo son las que en su día nos dio el presidente de La Liga, que sobre el papel está bien, pero hace falta que se cumpla. El papel lo aguanta todo, pero para que exista equilibrio y los gastos no superen a los ingresos hay que actuar. Plazos no hay, aunque insistí en ello». Y en referencia al proyecto de la nueva ciudad deportiva, fue contundente: «Temo que lo dejen empantanado».

En unas declaraciones por la tarde, De la Torre insistió en las mismas declaraciones realizadas a este periódico, mientras que también recordó que había contactado con la embajada de Catar en España para comunicarle la situación por la que estaba atravesando el Málaga.