El tráfico en Málaga se podrá controlar mediante drones este verano

Dron que la DGT utilizará este verano para el control del tráfico desde el aire. /Sur
Dron que la DGT utilizará este verano para el control del tráfico desde el aire. / Sur

Las carreteras de la provincia ya están preparadas para que operen algunas de las once aeronaves no tripuladas que va a activar la DGT

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Una nueva herramienta se incorpora al control del tráfico este verano, cuando se producirán los mayores movimientos en la red de carreteras del Estado por las vacaciones. La red viaria provincial ya está preparada para que operen algunos de los once drones que va a activar la Dirección General de Tráfico (DGT) a partir de mañana en toda España, según pudo confirmar este periódico de fuentes del Ministerio del Interior. Aunque desde la Subdelegación del Gobierno no pudieron concretar cuántas de estas aeronaves no tripuladas vendrán a Málaga, parece lógico que este sea uno de los principales epicentros de actividad, puesto que la red provincial está entre las que más movimientos soportará en las sucesivas operaciones especiales de salida y vuelta de los destinos vacacionales de la Costa del Sol.

De momento, lo que ha podido confirmar SUR.es es que los drones, equipados con cámaras, ya tienen puntos autorizados para sobrevolar las principales carreteras de la provincia; y además parte del personal de la Jefatura Provincial está formado para su manejo y control.

Desde el aire, estas herramientas se unirán a los doce helicópteros que sobrevolarán las carreteras de la península y de las islas, en un plan de refuerzo de las medidas de seguridad que han anunciado esta mañana el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska; y el director general de Tráfico, Pere Navarro; acompañados por el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, y la subsecretaria de Interior, Isabel Goicoechea. Entre las acciones más destacadas, la DGT incrementará en 20 el número de radares en las carreteras en este verano y en 300 los agentes de la Guardia Civil para dar seguridad a los 90 millones de desplazamientos previstos para los meses de julio y agosto (a nivel nacional). Los agentes tienen instrucciones precisas para vigilar que se cumplan los límites máximos de 90 km/h en las carreteras convencionales (en vigor desde enero); realizará 900.000 controles de alcoholemia y usará las 216 cámaras de alta definición y coches camuflados para controlar el uso del móvil.

Más

La operación especial comenzará mañana a las 15.00 horas y tendrá cuatro fases prioritarias. La primera concluirá el lunes 1 de julio, mientras que la segunda se desarrollará entre el 31 de julio y el 1 de agosto; la tercera del 14 de agosto al 18 de ese mes (incluye el puente del 15 de agosto) y la cuarta del 30 de agosto al 1 de septiembre. Además del incremento del número de cinemómetros operativos a partir del 1 de julio, otros 58 (15 de ellos de tramo) entrarán en servicio conforme se tengan las certificaciones correspondientes. Habrá tres campañas especiales de vigilancia, dos de ellas enfocadas a los colectivos más vulnerables: para los ciclistas los días 13 y 14 de julio y para los motoristas el 27 y el 29 de ese mismo mes. La tercera campaña de control estará centrada en la velocidad y se desarrollará del 12 al 18 de agosto.

El ministro aseguró que el Gobierno no tendrá miedo a adoptar medidas que pueden ser aparentemente impopulares, por lo que ya ha advertido que si se finalmente se conforma el Ejecutivo socialista este seguirá, por ejemplo, con el proyecto para aumentar de 3 a 6 el número de puntos a detraer por usar el móvil al volante.