Taxistas advierten a la Junta de que modernizar el sector no basta para solucionar el conflicto con los VTC

Taxistas advierten a la Junta de que modernizar el sector no basta para solucionar el conflicto con los VTC
MIGUE FERNÁNDEZ

Exigen a la Consejería de Fomento una limitación de la actividad que prestan Uber y Cabify

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Taxistas malagueños se han vuelto a concentrar este lunes ante la sede provincial de la Consejería de Fomento para exigir a la Junta de Andalucía que acometa cuanto antes una propuesta para limitar la actividad de los vehículos de turismo con conductor (VTC) en la región (se ha comprometido a trasladarles un primer borrador a comienzos de abril) y para advertirle de que la solución «no pasa por desregular el taxi», en referencia a la modernización que viene planteando la Administración autonómica, mediante el establecimiento de un precio cerrado a los clientes que contraten sus servicios vía telemática (igual que ocurre con Uber y Cabify) y la posibilidad de compartir taxi mediante un cambio legal que permita cobrar por plaza en cada viaje solicitado también por medio de una 'app'.

«Vemos con preocupación que en la Consejería hablen de modernización del taxi y nos tememos que al final será eso lo que nos vayan a presentar. La base no es quitarle garantías al usuario liberalizando el taxi, sino regular los VTC que están ofreciendo servicios como si fueran taxis«, ha denunciado el coordinador del Grupo de Movilización de la Costa del Sol, Jesús Báez, quien consciente de que cualquier cambio legal difícilmente va a estar listo este verano ha pedido a las administraciones que refuercen las inspecciones y medidas de control de estos coches de arrendamiento con conductor, cuya presencia en la provincia no para de crecer y ya suman 1.284 licencias frente a las 2.733 que hay operativas en el taxi.

MIGUE FERNÁNDEZ

Pese a la «presión» que pretenden trasladar a la Consejería de Fomento, lo cierto es que a la concentración, que no está respaldada por las principales asociaciones del sector ya que prefieren esperar a ver el documento que elaborará la Junta, apenas han acudido medio centenar de taxistas. «No se trata de un paro patronal ni de dejar sin servicio al usuario, al que no queremos perjudicar. Sólo es un acto voluntario de presión con una representación del sector para mostrar nuestro descontento. Cuando veamos la propuesta de la Junta ya se verá si se plantean paros contundentes», ha advertido Báez.

Las medidas que el taxi reclama a Fomento pasan por exigir que esa regulación de la actividad de los VTC potencie el concepto de precontratación, de forma que los servicios que presten estos vehículos se contraten con al menos una hora de antelación (aceptarían media hora, y que se les dé margen a los ayuntamientos para ampliarlo). Además, también reclaman la supresión de la geolocalización previa a la contratación que permite al cliente conocer la ubicación del vehículo, la prohibición de circular a la espera de la captación de viajeros y la obligatoriedad de regresar a su base a la finalización de cada carrera.