Francisco Salado anuncia la creación de la Senda Azul para poner en valor la riqueza marítima de Málaga

Foto de familia de los distinguidos. /Ñito Salas
Foto de familia de los distinguidos. / Ñito Salas

El presidente de la Diputación avanza que la Imprenta del Sur reanuda su actividad y su primera publicación serán versos de Manuel Alcántara

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Málaga debe mirar más al mar y aprovechar sus potencialidades desde el punto de vista naútico, deportivo y turístico, además de proteger la flora y la fauna marina. Este ha sido el mensaje central que esta mañana ha lanzado Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, durante la celebración en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de La Cala del Moral -en el municipio de Rincón de la Victoria- de la XVI edición del Día de la Provincia. Un acto solemne donde se han entregado las medallas de oro al humorista Manuel Sarria, al deportista Damián Quintero, al fundador de la empresa Acotral, Domingo de Torres, y a la Fundación Harena, y donde ha habido un reconocimiento especial al bombero José Gil, fallecido en acto de servicio en Campillos durante las inundaciones del pasado octubre.

Más...

En el día en que se cumplen 40 años de la constitución de la primera corporación democrática de la Diputación tras la dictadura, Salado ha expuesto que entre los desafíos futuros de la provincia está «la asignatura pendiente» de que la provincia mire más al mar y en este punto, tras recordar que se encuentra a punto de concluir el proyecto de la Senda Litoral, el siguiente reto es poner en marcha la Senda Azul para «ir de la tierra al mar».

«Hay que poner en valor toda la riqueza submarina de la provincia, protegiendo e investigando los yacimientos arqueológicos, creando arrecifes artificiales, hundiendo pecios, no sólo para proteger la flora y fauna marina, sino para crear nuevas actividades naúticas, deportivas y turísticas», ha remarcado el presidente de la Diputación, quien ha añadido que paralelamente se debe abordar la estabilización de las playas con soluciones definitivas que protejan la arena frente a los temporales.

En un acto institucional conducido por la periodista Rocío Luque y al que ha asistido la corporación provincial, la subdelegada del Gobierno en la provincia, María Gámez, la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, alcaldes y representantes del mundo de la economía, la empresa, la cultura, la sociedad civil, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Francisco Salado ha subrayado que uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el interior de la provincia es la despoblación y que requiere la actuación de las diferentes administraciones públicas.

En este punto, Salado ha puesto en valor el plan de comunicaciones presentado por la Diputación Provincial el pasado miércoles -dotado con 50 millones de euros repartidos a lo largo de diez años- para mejorar la movilidad de más de 40 pequeños municipios del interior y reducir los tiempos de acceso a hospitales, colegios, centros de trabajo y de ocio, así como a la zona litoral y las cabeceras de comarca.

«Vamos a crear redes de conexión y alternativas viarias que acaben con el aislamiento de muchas poblaciones y acerquen a los pueblos entre sí. El plan tendrá especial incidencia e impacto en comarcas con orografía complicada como la Axarquía y la Serranía de Ronda. Y deberá ir acompañado de una mejora sustancial del transporte público y sus frecuencias, algo en lo que la Diputación se ofrece a colaborar e impulsar con la Junta de Andalucía, los ayuntamientos y las empresas concesionarias», ha remarcado.

Durante su intervención, el presidente de la Diputación ha tenido palabras de recuerdo para Manuel Alcántara, medalla de oro de la provincia e hijo adoptivo de Rincón de la Victoria fallecido la pasada semana. «Alcántara era el decano de los articulistas españoles, el último representante de una época, de una noble estirpe de periodistas y de poetas. Tanto en sus columnas como en sus poemas siempre se asomaba el mar Mediterráneo, ese que él veía desde su casa en la playa del Tajo, junto a El Cantal», ha destacado.

A este respecto, Salado ha aprovechado para anunciar que la Imprenta del Sur, dependiente de la institución provincial y donde Emilio Prados y Manuel Altolaguirre editaron versos de la Generación del 27, volverá a funcionar tras cuatro años de restauración y adecuación y su primer trabajo será la publicación de versos de Alcántara.

En el último Día de la Provincia del actual mandato -hay elecciones municipales el próximo 26 de mayo que renovarán la corporación-, Francisco Salado ha hecho balance de los ocho años de mandatos del PP destacando que la provincia «está hoy mucho mejor preparada» que en 2011 (cuando los populares llegaron a su gobierno), aunque ha advertido que no se debe caer en la autocomplacencia.

Por ello, Salado ha remarcado que se debe seguir apostando por la formación de los jóvenes y la creación de empleo de calidad y lograr una industria agroalimentaria potente, innovadora y exportador. Asimismo, ha hecho hincapié en que Málaga es puntera en revolución tecnológica y turismo y ha defendido que en el consenso y la capacidad de negociación la Diputación es «un referente».

Por su parte, la delegada de la Junta en la provincia, Patricia Navarro, ha destacado el papel «insustituible» de las diputaciones para llevar servicios públicos en igualdad a los municipios pequeños. Mientras que la subdelegada del Gobierno, María Gámez, ha incidido en la necesidad de que todas las administraciones colaboren para luchar contra la despoblación del interior garantizando que se prestan servicios públicos de calidad para que haya «cohesión» territorial. Ambas responsables públicas han recordado los cuarenta años de los ayuntamientos democráticos y la Diputación.

El acto ha concluido con los sones del himno de España y el de Andalucía, este último cantado por la soprano Alba Moreno Chantar, interpretados por el quinteto de metales de la Orquesta Sinfónica Provincial.

Más

Embajadores con acento malagueño

El humor de Manuel Sarria, ahora en solitario y durante años junto a su inseparable Juan Rosas en el Dúo Sacapuntas, hizo reír a millones de españoles; los triunfos internacionales de Damián Quintero en el mundo del kárate son motivo de alegría; la solidaridad con los más desfavorecidos que desarrollan los voluntarios de la Fundación Harena; la creación de empleo y riqueza de la empresa Acotral fundada por Domingo de Torres; y el heroísmo del bombero José Gil, entregando su vida en acto de servicio fueron reconocidos ayer con la medalla de oro de la Diputación de Málaga en la celebración del Día de la Provincia, que cumple su XVI edición.

Un prolongado y sentido aplauso acompañó el momento en que Francisco Salado entregó la distinción de honor a Trinidad Antúnez y Daniel Gil, la viuda y el hermano del bombero José Gil, fallecido en octubre en acto de servicio.

«Estoy muy emocionado. Hoy es un día muy feliz para mí», dijo Domingo de Torres al recibir de manos de la portavoz de IU, Teresa Sánchez, la medalla de la provincia. El empresario afirmó que es un malagueño «de nacimiento y de devoción, llevo a Málaga en mi corazón».

En nombre de la Fundación Harena fue su secretaria y patrona, Ana Bravo, la encargada de recoger de manos de la portavoz de Ciudadanos, Teresa Pardo, la distinción. «Agradezco esta medalla, que nos permite una mayor visualización y que pueda haber más gente que se anime a colaborar con la asociación y a aportar su granito de arena», dijo.

Para Damián Quintero, que recibió la distinción de la mano de la portavoz del PSOE, Antonia García, es «un honor y un orgullo» recibir esta medalla. Francisco Salado se la entregó a Manuel Sarria, quien al recibirla dijo, con humor que era una distinción «muy merecida». «Es un orgullo portar esta medalla de la provincia. Por donde he ido siempre he llevado a Málaga», remarcó el humorista, quien añadió que su trayectoria ha estado siempre marcada por dos banderas que le inculcaron en su casa desde pequeño: «La bandera del trabajo y la de la honradez».