Profundiza, un divertido acercamiento a la ciencia y la tecnología

Uno de los proyectos exhibidos. /Migue Fernández
Uno de los proyectos exhibidos. / Migue Fernández

Colegios e institutos malagueños muestran en Ciencias de la Educación de la UMA los proyectos en los que se ha fomentado la capacidad creativa y emprendedora del alumnado

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El vestíbulo de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA ha sido esta mañana un hervidero de niños y niñas de todas las edades. Se han reunido en este centro de la Universidad de Málaga para exponer los resultados de sus proyectos. Y los que los han visitado, alumnos y profesores de esta facultad entre otros, no podían ocultar su sorpresa y admiración por el trabajo de estos pequeños 'inventores'. Robótica, tecnología, impresión 3D, hasta teatro e investigación histórica tienen cabida en este plan de acercamiento a la investigación, la ciencia y tecnología. Sorprenden trabajos de tanta calidad y tan bien presentados realizados por alumnos de 12, 13 o 14 años. Y tiene aún más valor cuando los profesores y alumnos explican que los realizan fuera del horario escolar, acudiendo por las tardes a las aulas o los talleres de los institutos para trabajar, con sus profesores, en estos proyectos.

Los alumnos demuestran unas enormes ganas de aprender, de innovar y de ampliar conocimientos. En muchos casos despierta su interés y una incipiente vocación por las tecnologías. Así lo señala Katia, alumna de segundo curso de la ESO del María Victoria Atencia. «Nos lo pasamos muy bien, empleamos aquí nuestro tiempo libre, y no nos importa, porque tenemos curiosidad por todos estos temas. Al final acabas metiéndote en el mundo de la tecnología y acabas 'flipando' con todo lo que se puede hacer», afirmaba. Y muestra orgullosa su proyecto, el 'Jumbot', un pequeño robot que han fabricado con cartón, baterías reutilizadas de móvil y elementos que han realizado con impresoras 3D. En su taller son más chicas que chicos y su profesor, José Andrés Alcaraz, considera que, como ocurre con las bibliotecas, los talleres de los centros «deberían estar siempre abiertos a los alumnos».

Los estudiantes del IES Costa del Sol se han puesto nostálgicos y han trabajado en videojuegos 'retro', de los años ochenta y noventa. Han diseñado las cajas que contienen un pequeño computador y todo el cableado y han comprado las botoneras con las que manejar las consolas. Óscar Montero, Rafael Pérez y Yolanda González son algunos de los estudiantes del equipo de trabajo, que en estos dos últimos cursos han estado desarrollando estas consolas con su profesor de Tecnología, Sergio Sánchez. Ellos aseguran que ha sido «una buena experiencia», que les ha servido para «entender mucho mejor la tecnología», incluso alguno asegura ya que es una de las opciones para estudiar más adelante.

Mientras muestran sus trabajos, desfilan por el vestíbulo chicos y chicas del IES Guadalmedina, que han diseñado y confeccionado faldas flamencas, tocados y otros prendas que muestran a sus compañeros.

Los alumnos del IES Mediterráneo de Estepona ha desarrollado sus propias aplicaciones utilizando Google App Inventor, que les ayuda a programar con scratch. Sergio Holgado, alumno de cuarto de la ESO, dice que Profundiza les ha dado la «oportunidad de aprender algo nuevo» y satisfacer al mismo tiempo su curiosidad. Su profesor, Enrique Machuca, explica que tratan de buscar temas motivadores para el alumnado, que fomenten el pensamiento computacional y les ayuden a entender y utilizar las nuevas tecnologías.

Lucía Sánchez, una de las más pequeñas, explica con gran desparpajo lo que han traído del colegio Valeriano López: videojuegos programados por ellos mismos con scratch o una pequeña orquesta que suena cuando se toca un elemento conductor. También han construido una granja que reproduce los sonidos de los animales cuando se colocan en su lugar correcto.

Pero en Profundiza no todo es tecnología. Los alumnos del Paulo Freire han utilizado herramientas de internet para profundizar en la Historia. El IES Campanillas ha realizado teatro de calle con la historia de amor de Romeo y Julieta. Incluso hay cabida para los más 'cocinitas': los alumnos del IES Costa del Sol han mostrado una serie de platos, sencillos, sanos y muy vistosos.

 

Fotos

Vídeos