El primer gran temporal amenaza las playas de Málaga a 20 días de la Semana Santa

El temporal del pasado año arrasó las playas/Ñito Salas
El temporal del pasado año arrasó las playas / Ñito Salas

Aemet activa un aviso naranja hasta el miércoles por olas que pueden superar los seis metros de altura en todo el litoral de la provincia

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El invierno ha sido tranquilo no sólo en tierra, con pocas lluvias y temperaturas suaves, sino también en el mar. Pero con la llegada de la primavera cambia el escenario, sobre todo en el litoral. El primer gran temporal marítimo del año amenaza las playas a sólo veinte días de la Semana Santa. El Centro Meteorológico de Aemet ha activado un aviso de nivel naranja (riesgo alto) para hoy y el miércoles, por olas que pueden superar los seis metros de altura.

La predicción oficial advierte de que el oleaje fuerte arrancará a partir de las 16.00 horas, y será de levante, que es el más dañino para los arenales de la provincia. Aemet espera vientos de fuerza 7 a 8 y alturas de tres a cinco metros. En cambio, Puertos de Estado estima que entre las 22.00 y las 23.00 horas se podrían superar los seis metros, y la Demarcación de Costas coincide en este vaticinio. Durante la mañana la situación ya se dejará notar, con un aviso de nivel amarillo (hasta tres metros).

El miércoles se mantiene el nivel de riesgo «importante» las 24 horas, con vientos de fuerza 7-8 y alturas de cuatro a cinco metros en toda la franja litoral de la provincia. José María Sánchez-Laulhé, director de Aemet en Málaga, advierte de que se espera un temporal «fuerte», aunque el aviso es sólo por fenómenos costeros. «Con ese oleaje el levante se puede llevar las playas, tenemos un aviso importante y durante bastante tiempo». El problema es que la misma circulación oceánica hará que ascienda el nivel del agua, incluso seguirá subiendo aunque haya menos viento, por lo que los daños pueden ser mayores.

La Demarcación de Costas mide la altura de ola significante (que es la media del tercio superior en un intervalo de tiempo), y en este caso se estima entre 5,5 y 6 metros. Ello quiere decir que algunas pueden estar por encima de los seis. La parte positiva es que no coincide con la luna llena, por lo que la marea está en umbrales normales, de unos 60 centímetros de oscilación. Además, la situación previa de las playas es muy positiva, puesto que durante el invierno apenas ha habido temporales.

En 2017 las olas en la capital llegaron hasta los 7,8 metros, las más altas en dos décadas

A falta de las medidas de contención previstas desde hace años, que dependen del proyecto marítimo y que no se han llevado a cabo, una de las peores partes se la llevará de nuevo el balneario de los Baños del Carmen, donde la empresa concesionaria y su personal ya se preparan para recibir al temporal.

Desde la Asociación de Pescadores del Litoral Este de Málaga explican que en la capital rara vez llegan a los 5 metros, por lo que, a tenor de las predicciones, alertan de que hoy se podría producir una situación como la de abril de 2017, cuando las ondas de tamaño récord causaron múltiples daños en la Costa. Al respecto, explican que se espera «mar de viento», en el que la distancia entre pico y valle es pequeña en espacio y tiempo, lo que da un lugar a un mar muy agitado y peligroso.

El temporal del 21 de abril de 2017 está inscrito en las efemérides de los fenómenos costeros de la provincia. Las olas de hasta 7,8 metros de altura que la boya de la capital registró fueron las mayores desde 1995, según las estadísticas de Puertos del Estado. El 31 de marzo de hace 22 años alcanzaron los 8,5 metros, mientras que en 2006 se quedaron muy cerca de las de hace dos años (7,7). Las consecuencias: chiringuitos y paseos marítimos inundados y con desperfectos, al igual que varias urbanizaciones; y playas descarnadas de arena en Guadalmar, Sacaba, La Misericordia, Huelin, La Caleta y Pedregalejo, por citar sólo las más afectadas.

En cuanto al resto de meteoros que se esperan esta semana, Aemet avisa del riesgo de vientos fuertes, aunque el aviso de nivel amarillo sólo se ha activado para la Serranía de Ronda, por rachas de 70 km/h. Por lo demás, los cielos estarán nubosos con predominio de nubes medias y altas, y las temperaturas se mantendrán suaves y sin cambios. En la capital serán de 21 de máxima y 14 de mínima; 21-15 en Marbella; 23-12 en Vélez-Málaga; 22-8 en Antequera y 18-10 en Ronda.