El plan andaluz de atención a los mayores beneficiará a 280.000 malagueños

Elías Bendodo, junto a la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro. /Germán Pozo
Elías Bendodo, junto a la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro. / Germán Pozo

El programa en el que está trabajando la Junta abordará la soledad de los mayores y el envejecimiento de la población

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los casi 280.000 malagueños que tienen más de 65 años podrán beneficiarse del plan estratégico integral para personas mayores que ha empezado a elaborar la Junta de Andalucía con las miras puestas en el periodo 2020-2023 con el objetivo afrontar el reto del envejecimiento de la población dada las proyecciones que sitúan en 2040 el peso de la población mayor de 65 años en el 28,6% (el doble que en la actualidad) y de las de más de 80 en el 8% (ahora es el 4,9%). Este programa persigue promover el bienestar de los mayores garantizando una asistencia digna y una atención especial a los que viven solos. En el caso de la provincia de Málaga, hay 9.258 personas que superan los 80 años, de las que 596 ya son centenarios. «Ya en la Diputación impulsamos un plan contra la soledad en la provincia, y ahora acabamos de aprobar un programa más ambicioso a nivel autonómico para asegurar que el cuidado integral de nuestro mayores y que se sientan protegidos», ha afirmado el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, en una comparecencia pública en la que se han provincializado los acuerdos adoptados el martes por el Consejo de Gobierno de la Junta.

Una vez aprobado este plan estratégico, la Consejería de Igualdad creará un grupo de trabajo formado por representantes de distintas consejerías, del Consejo Andaluz de Mayores y de expertos en la materia para hacer un diagnóstico de la situación, definir las líneas de acción, la dotación presupuestaria para su ejecución y un sistema de seguimiento y evaluación. En este sentido, cabe reseñar que aunque el plan contempla una vigencia hasta 2023, la intención es que tenga continuidad en el tiempo y se vaya actualizando y mejorando. Un plan en el que estará muy presente la perspectiva de género, dada la feminización de la población mayor con un 54% de mujeres, y que llega a ser del 63% a partir de los 80 años.

Ayudas para el sector agroalimentario

Por otra parte, Bendodo también ha destacado el desbloqueo de las ayudas destinadas a la transformación y modernización del sector agroganadero, que en el conjunto andaluz va a suponer un montante de 800 millones de euros. «De momento, en Málaga hemos resuelto ayudas a la transformación y comercialización de productos agrícolas para 33 industrias agroalimentarias por 18,6 millones de euros, aunque serán más», ha destacado el dirigente andaluz, quien ha destacado el crecimiento de la provincia en este sector, «que ya es una industria clave para Málaga», poniendo como ejemplo que la provincia ocupa el cuarto lugar en Andalucía (tras Almería, Sevilla y Huelva), con 1.024 millones de euros y el 9,6% del total. En el caso de los 18,6 millones ya liberados, cerca de 13 se reparten entre 23 pequeñas y medianas empresas, otros 3,7 entre dos grandes firmas y casi dos millones se destinan a ocho entidades del sector olivarero.

Por último, el consejero ha subrayado el apoyo del Ejecutivo autonómico a la Semana Santa ya la conservación de su patrimonio artístico mediante el lanzamiento de una línea de subvenciones que arrancará con una partida de medio millón de euros que se concederán por concurrencia competitiva a la que podrán aspirar hermandades, corporaciones religiosas, entidades e incluso particulares. «No nos ponemos de canto. Este Gobierno apoya sin complejos la Semana Santa porque apostamos y creemos en ella como manifestación religiosa pero también cultural, y la conservación de ese patrimonio artístico también necesita el reconocimiento de la Administración», ha destacado.