La plaga de medusas se extiende a la costa occidental y alcanza ya Torremolinos y Benalmádena

Barcos en la playa del Playazo, en Nerja, retirando medusas este domingo. /E. Cabezas
Barcos en la playa del Playazo, en Nerja, retirando medusas este domingo. / E. Cabezas

En la zona oriental, aunque se reduce el número de estos invertebrados, aún persisten obligando a mantener la bandera amarilla en algunas playas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Las medusas siguen siendo las protagonistas del primer fin de semana auténticamente veraniero en Málaga, también este domingo. De hecho, la plaga que ayer invadía el litoral oriental desde Nerja hasta la capital, hoy se ha extendido hasta la costa occidental alcanzando municipios como Torremolinos y Benalmádena.

En la zona oriental de Málaga, el número de ejemplares de medusas ha disminuido aunque su presencia aún es notable por lo que muchas playas aún mantienen izada la bandera amarilla. En esta franja litoral los Ayuntamientos están actuando con barcos para retirar el enjambre que sorprendía a yer a cientos de bañistas.

El biólogo del Aula del Mar Jesús Bellido, coordinador de la aplicación Infomedusa, -impulsada por la Diputación Provincial en 2013 con el objetivo de mantener informados a los bañistas en tiempo real de la situación de las playas del litoral malagueño- indicó este domingo a SUR que, al estar el mar en calma, es «imprevisible» lo que va a ocurrir en el litoral respecto a la plaga de medusas.

Los servicios de limpieza de playas se tuvieron que emplear a fondo ayer -y hoy siguen haciéndolo- para retirar los miles de invertebrados de la orilla, conjuntamente con los barcos 'quitanatas' de la empresa concesionaria, Servimar.

¿A qué responde este episodio? «Son muchos los factores y aún no tenemos una única explicación», aseguró Jesús Bellido, quien destacó que se han dado las condiciones climatológicas «óptimas» para que se produzca esta plaga de medusas a las puertas de la temporada alta veraniega.

Más

Por un lado, las abundantes lluvias del invierno y parte de la primavera, unido a vientos fuertes, cambiantes de poniente y levante, durante muchos días consecutivos, «han atraído los enjambres desde alta mar hasta la orilla», detalló. No obstante, apuntó que no se puede asegurar que ahora haya más medusas que hace años. La pérdida de depredadores naturales, como la tortuga marina, también está contribuyendo a la proliferación de este fenómeno. La picadura de estas medusas es muy molesta, pero no mortal. Se aconseja lavar con agua salada.

Consulta aquí la información actualizada sobre medusas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos