Málaga aumenta el número de parados por tercer mes consecutivo y encabeza la subida en todo el país

Málaga aumenta el número de parados por tercer mes consecutivo y encabeza la subida en todo el país

La resaca de la campaña turística ha provocado que la provincia haya ganado 3.301 desempleados y 11.108 desde septiembre

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Noviembre tampoco ha sido un buen mes para el empleo en la provincia. La resaca del final de la temporada turística ha provocado que Málaga acumule tres meses seguidos de destrucción de empleo. Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo, la provincia despidió el mes con 3.301 nuevos parados, lo que significa que en Málaga hay 11.108 desempleados más que a finales de agosto.

Los datos son especialmente negativos si se comparan con el resto de provincias andaluzas e incluso españolas, ya que Málaga encabeza el aumento del paro en España y sólo es superada por las islas Baleares. Por si fuera poco, también ha disminuido el número de contrataciones y de afiliados a la Seguridad Social.

La cifra de parados ha aumentado un 2,22% durante el último mes hasta alcanzar los 152.066. El dato ha aumentado especialmente en el sector servicios (+4.263) y en el de la industria (+145). Por contra ha caído bastante entre el colectivo sin empleo anterior (-961). Actualmente, la mayor parte de las personas paradas en la provincia están encuadradas en el grupo de servicios (110.499), seguida muy de lejos por la construcción (14.593).

A lo largo del mes de noviembre también cayó el número de afiliados a la Seguridad Social en 11.399 personas (-1,85%) y el de contratos formalizados (-17,35%). En la actualidad, Málaga cuenta con 603.939 afiliados; y en lo que respecta al número de documentos firmados, su número ha descendido en 13.741 respecto a los registros del mes anterior. En noviembre se firmaron 5.617 contratos indefinidos y 59.838 temporales, lo que indica la elevada temporalidad del empleo en Málaga.

Tras conocer estos datos tan negativos, los sindicatos UGT, CC OO y CSIF en Andalucía se apresuraron a reclamar una batería de medidas para combatir la estacionalidad y la precariedad en el empleo. Así, el sindicato UGT-A ha reclamado que se desarrollen al completo los acuerdos firmados en materia de negociación colectiva para «volver a poner los convenios colectivos en el centro de la normativa laboral y para asegurar la recuperación de los derechos laborales perdidos durante los años de la crisis y no recuperados durante estos últimos de crecimiento económico».

Acabar con la estacionalidad

Por su parte, CCOO-A ha llamado la atención sobre «la insoportable temporalidad», que roza el 95 por ciento de la contratación en Andalucía, y «una estacionalidad mal orientada». Según ellos, estos elementos indican que todas las políticas han de ir orientadas a combatir estos perfiles que «marcan muy significativamente la calidad del empleo en Andalucía».

En la misma línea se posicionó la Asociación Profesional de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA-A), quien ha demandado a los partidos políticos que alcancen un acuerdo «con urgencia» para formar gobierno porque la certidumbre es «clave» para afrontar el futuro del empleo en Andalucía, tras los datos del Régimen Especial del Trabajo Autónomo (RETA) publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Según los datos del Gobierno, Málaga lidera la pérdida de autónomos en la región (-403), seguida de Cádiz y Jaén.

En el otro lado de la balanza, la Confederación de Empresarios de Andalucía prefirió quedarse con el aumento del número de empleados a nivel regional para destacar la importancia de la estabilidad y los estímulos a la economía. «La estabilidad es uno de los principales factores para la reducción del paro y el crecimiento junto a los estímulos a la economía». A pesar de ello consideraron que la cifra de paro sigue siendo muy elevada pero matizan que su descenso es de los más acentuados de España.

Más

Temas

Paro