La negativa al plan del 'Brexit' agrava la angustia de los británicos de la provincia

Reunión informativa sobre el 'Brexit' en el Ayuntamiento de Marbella la pasada semana./Josele-Lanza -
Reunión informativa sobre el 'Brexit' en el Ayuntamiento de Marbella la pasada semana. / Josele-Lanza -

Consideran que la situación es «horrible» y que si no hay una alternativa a partir del 29 de marzo podrían perder sus derechos en España

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El peor escenario posible. Así definen la mayor parte de los británicos (los que viven en Reino Unido y lo que residen fuera) el resultado de la votación del plan del 'Brexit' de este pasado martes, en el que la primera ministra, Theresa May, sufrió una derrota sin precedentes para un 'premier'. Sin embargo, para la comunidad británica de la provincia de Málaga (más de 40.000 personas) esto no es solo un varapalo político, sino que es un potenciador de la angustia que sufren desde hace 31 meses.

Una de las voces más autorizadas de esta comunidad es la de Anna Hernández, portavoz de la asociación Brexpats in Spain, nacida en Mijas pero que ya se extiende por todo el territorio nacional gracias a sus más de 6.000 socios. A pesar de que reconoce que este resultado era «previsible», ello no lo hace menos grave. «Esto es un nuevo sinsentido», argumenta esta docente que vive hace más de 10 años en la Costa del Sol. «Una vez que asumimos que el 'Brexit' era una realidad, el principal problema para nosotros era tener que salir sin ningún acuerdo. Jamás pensamos que sería así, es una catástrofe», se lamenta.

Hernández afirma que siempre ha preferido ser realista a pesimista, pero que llegados a este punto no puede sino rendirse a la evidencía. «Tenemos que tener una cosa clara. Si no hay acuerdo ya, los británicos que vivimos en España amaneceremos el 29 de marzo como ciudadanos de otro país sin ningún tipo de derechos. Sería horrible», señala.

A pesar del resultado, desde Brexpats in Spain recomiendan seguir con los trámites previstos

A su juicio, el resultado de la votación provoca aún más angustia por la situación, y que ya no sabe qué decir a sus conciudadanos cuando le preguntan qué pasará a partir de ahora. «Lo único que nos queda es pensar que se pueda nular el artículo 50 (el del 'Brexit) o posponerlo. Hay que tener claro que Reino Unido no puede hacer leyes nuevas antes del 29 de marzo. Eso es imposible; pero a la vez nos deja indefensos», explica.

Con sarcasmo

Sobre la posibilidad de que haya una opción alternativa, tal como Westminster le planteó a May en caso de que se diera el resultado que finalmente se ha producido, la portavoz de Brexpats in Spain se lo toma con cierto sarcasmo. «Eso no se lo cree nadie. La Unión Europea ya ha dicho que como mucho se pueden maquillar algunas cosas, pero no darle la vuelta. Además, si no han podido hacer un plan B en estos meses, cómo nos vamos a creer que lo van a hacer en tres días», se pregunta.

Lo que Anna Hernández sí tiene claro es que a pesar de la negativa del Parlamento y a expensas de lo que suceda estos días, la recomendaciones siguen siendo las mismas para la comunidad británica en la provincia: que la gente se empadrone, que pida la residencia, que cambie el carnet de conducir; o dicho de otro modo, que intente en la medida de lo posible arreglar su situación personal. «Más no podemos hacer, solo esperar. Llevamos 31 meses con la misma incertidumbre, especialmente para los pensionistas», matiza. No en vano, si pierden acceso a la sanidad pública tendrían un problema importante, porque tampoco podrían contratar un seguro privado con la edad que tienen. «Por no hablar de que no hay nada previsto para la transferencia de dinero de pensiones, o de qué pasará con los profesionales trabajando en España con sus títulos británicos, por poner un ejemplo», afirma con preocupación.

Mientras tanto, y de la mano del consulado británico en Andalucía, ya han convocado nuevas reuniones informativas en Benalmádena y La Cala de Mijas para el jueves de la semana que viene. «Sabemos que los españoles quieren que nos quedemos, pero ahora más que nunca necesitamos el apoyo», sostiene. Así, avanza que desde IU en Marbella (que organizaron la reunión informativa de la pasada semana) han planteado la posibilidad de que se vote en este Consistorio una declaración institucional en apoyo a la comunidad británica.

«Sé de otros municipios y partidos en la Costa del Sol que tienen la idea de hacer lo mismo. Ojalá este sea el primer paso y que se multiplique por todo el país. «Somos al menos 300.000 británicos en España, y sentimos que estamos solos», sentencia.

«Están más preocupados que nunca, este era el escenario más duro posible»

Con algo más de 10.000 británicos censados (más los que residen y no constan en la documentación oficial), Mijas es la localidad de la provincia favorita de esta comunidad, motivo por el que su concejalía de Extranjeros trabaja a destajo desde hace 31 meses para solventar todas las dudas posibles. Su titular, Roy Pérez, fue muy claro ayer en declaraciones a SUR sobre el resultado de la votación: «El escenario que se dio ayer era el más duro de todos, porque ahora los márgenes de tiempo evidencian más que nunca la posibilidad real de que los británicos entren en un limbo legal», sostiene.

Así, explica que de nuevo vuelve a estar la preocupación en la mente de los británicos, o al menos de los que han estado en estos días en las dependencias municipales. «Están más preocupados que nunca. Parece que esta historia tiene ningún final; y que si lo hay no será bueno», matiza.

«Ellos quieren saber qué va a ser de ellos, desde temas tan capitales como la sanidad hasta sus derechos de participación. Ahora hay elecciones municipales, y a pesar del 'Brexit' vienen y siguen preguntando si tienen derecho al voto», señala el concejal mijeño. A su juicio, desde el primer día en el que se inició este proceso había un profundo malestar que se generó con la prohibición de que pudieran votar el referéndum. «La mayoría de ellos hubieran votado quedarse», afirma.

Silencio en el consulado

Sobre si finalmente regresarán a su país o se quedarán en la Costa del Sol, Pérez asegura que la sensación que le trasladan es que dependerá del acuerdo final si lo hay. «La gente hará números. Si la libra se devalúa no podrán quedarse y más sin encima tienen que pagarse una sanidad privada o formar un caos burocrático para pedir un visado». No obstante, el edil de Extranjeros concluye, con una visión algo más positiva, que tienen fe en que a pesar de que sea más o menos duro se puedan crear convenios bilaterales. Aun así, lo que ocurrió el martes es prolongar la incertidumbre, porque impide que tomen una decisión final sobre sus vidas a corto plazo.

SUR intentó ayer en varias ocasiones recoger la opinión de la cónsul de Reino Unido en Andalucía, Charmaine Arbuin, aunque sin éxito. Tan solo remitieron a una dirección de correo electrónico en la que no respondieron las solicitudes de información. Aun así, se prevé que la propia Arbuin esté presente en las reuniones informativas de la semana próxima.