Monty, el barbero malagueño que triunfa en Youtube

Con apenas 22 años, el rinconero compagina sus casi 140.000 suscriptores con su trabajo en La Barbería de Málaga

A sus 22 años Monty es un referente de los youtubers. /
A sus 22 años Monty es un referente de los youtubers.
Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

No es una frivolidad decir que Pablo Montañez ha conseguido resolver un misterio que atormenta a miles de personas. ¿Cómo es posible que cuando salga de la peluquería esté tan bien peinado pero que en casa no me quede así en la vida? Bajo el pseudónimo de Monty, este joven malagueño (de Rincón de la Victoria) de apenas 22 años se ha convertido en todo un referente entre los youtubers nacionales gracias a un canal en el que, entre otras muchísimas cuestiones, explica los diferentes métodos para peinarse uno mismo en casa, cortarse el pelo o usar correctamente la cera.

El canal, no en vano, es uno de los más importantes de España en lo referente a belleza masculina, ya que algunos de sus vídeos cuentan con 2 millones de reproducciones, y eso que apenas tiene dos años de vida. Tal como él mismo explica a SUR, todo comenzó al mismo tiempo que se formaba para ser barbero, una profesión que ejerce en La Barbería de Málaga, uno de los locales más conocidos de la ciudad. «Además me gustaba la edición de vídeos y las redes sociales, así que decidí hacerme un canal de Youtube para enseñar cómo peinarse o cortarse el pelo, pero centrado sobre todo en que sirviera de ayuda para los que me veían», explica.

Sin embargo, reconoce que jamás se imaginó que sería uno de los canales de belleza más importantes de España. «¿Dos millones visitas por un vídeo? Eso era impensable», señala, a lo que añade que parte de su éxito se puede deber a que cubre las dudas más habituales de la gente. «Lo suelo decir en mis videos. La duda que más repita en los comentarios es la que protagoniza el siguiente trabajo. A eso le sumo que propongo vídeos llamativos que gustan, como el de cómo hacer un tupé. Intento ser claro y no usar un lenguaje demasiado profesional, porque si no se pueden aburrir», cuenta.

Empezó compaginando el canal con la academia de barberos, usando precisamente lo que aprendía para trasladarlo al canal. Ahora tiene que realizar los vídeos cuando no está trabajando, pero el canal no para de crecer. «Hay gente que va a La Barbería y no saben que estoy allí, se sorprenden y me saludan y se ponen contentos porque le gusta que les pueda asesorar en persona», relata.

Además, basta con echar un vistazo para comprobar que el canal tiene un componente de humor importante, y que forma parte del éxito. «Pasa como con el lenguaje, que si te lo tomas muy en serio la gente lo quita», insiste. Aunque con Youtube ya no se gana tanto dinero como antes, sí que hay varias marcas que ya son habituales en su canal, sobre todo las de ropa y -por supuesto- de belleza, como de gomina, cera y otros productos de belleza. Además, acaba de volver de Turquía para hacer un reportaje de los implantes de pelo, y en unos días se marcha a Tenerife a grabar cambios de look a otros youtubers.

Aunque a uno le parezca que los vídeos de ayuda sobre belleza pueden llegar a acabarse, Monty sostiene que el tema va por modas y siempre se va reciclando. En estos momentos, el último video que aparece en su canal tiene ese título: 'Cómo depilarte el pene'. Lo dicho, lo que antes no se llevaba, ahora es esencial.