Más de medio centenar de pacientes operados de la laringe recuperan la voz en el Clínico

Más de medio centenar de pacientes operados de la laringe recuperan la voz en el Clínico

El hospital malagueño es pionero en Andalucía en el implante de prótesis fonatorias para poder hablar con normalidad

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Poder hablar tras la extirpación de la laringe por la presencia de un cáncer es algo prioritario para los pacientes. El Hospital Clínico Universitario es pionero en Andalucía en la colocación de prótesis fonatorias, que se implantan a través de una técnica quirúrgica, cuya finalidad es que los enfermos hablen. Más de medio centenar de personas han logrado recuperar la voz tras ser intervenidas por la unidad de gestión clínica de otorrinolaringología de Clínico. Así, se ha dicho en una rueda de prensa celebrada este jueves en este hospital malagueño, en la que un paciente ha contado su testimonio, Alejandro Ruiz López, de 36 años, que lleva una prótesis desde 2015.

«La prótesis me cambió la vida, porque después de extirparme la laringe me quedé mudo durante ocho meses. La prótesis me la pusieron en una segunda operación que me hicieron para quitarme una recidiva del cáncer. Cuando salí del Hospital Clínico con la prótesis puesta ya podía hablar», ha explicado el paciente. Junto a él han estado el gerente del Clínico, José Antonio Medina; el director de la unidad de otorrinolaringología del hospital, Jose Pérez Arco, y el oncólogo especializado en cáncer de cabeza y cuello Óscar Cazorla.

Alejandro Ruiz ha dicho que sufrió el tumor pese a que no era fumador ni bebedor. La mayoría de los enfermos con un cáncer de laringe son fumadores. « Cuando me pusieron la prótesis ya no paré de hablar», ha recordado el paciente.

«La prótesis me cambió la vida, porque después de extirparme la laringe me quedé mudo durante ocho meses. La prótesis me la pusieron en una segunda operación» Alejandro Ruiz López, paciente con una prótesis desde 2015.

La prótesis fonatoria es un instrumento que se coloca durante el acto quirúrgico de la extirpación de la laringe (o después de la operación) mediante una intervención sencilla. La inserción de este dispositivo -que requiere de una disciplina de colaboración por parte del paciente, además de un seguimiento desde la consulta del hospital- proporciona una voz con gran capacidad de comunicación muy similar al tono natural de la misma (sin efecto metálico), con lo que se elimina el estigma social que sufren muchos de estos enfermos una vez operados.

Desde principios de los años 90 del siglo pasado, el Clínico acumula una nutrida experiencia en la práctica de este tipo de intervenciones para colocar estas prótesis, un hecho que le ha convertido en un centro de referencia en los niveles asistencial y docente en este tipo de procedimiento quirúrgico altamente especializado. En ese sentido, la unidad de otorrinolaringología ha organizado un curso de rehabilitación protésica en laringectomía total, al que asistirán medio centenar especialistas en esta especialidad procedentes de todos los centros públicos de Andalucía. La reunión tendrá dos sesiones, una de ellas teórica -que se celebrará en la tarde de este jueves en el Colegio de Médicos de Málaga- en la que participarán pacientes ya operados que portan este tipo de prótésis fonatoria para contar su experiencia a los asistentes.

Retransmisión en directo

Por otro lado, el curso contará también con la retransmisión en directo mañana de cuatro intervenciones quirúrgicas reales de cáncer de laringe y colocación de prótesis fonatoria desde los quirófanos del Clínico. Los asistentes al curso presenciarán la retransmisión, también en directo, de enfermos que serán atendidos para el control y el seguimiento de sus prótesis desde la consulta de otorrinolaringología del hospital para atención de estos pacientes.

Óscar Cazorla ha explicado que «la extirpación de la laringe es una intervención con buenos resultados para la curación del cáncer de laringe avanzado. Sin embargo, se trata de una técnica mutilante con secuelas permanentes para el paciente, como es la pérdida de la voz». A ese respecto, ha indicado la que la comunicación es una función básica en el ser humano, tanto desde el punto de vista práctico como emocional. «Por eso, nos comprometemos no solo a curar al paciente, sino a mejorar su forma de vida en todo lo posible una vez superado el proceso oncológico».

El director de la unidad de otorrinolaringología del Clínico, José Pérez Árco, ha indicado que «la nutrida experiencia de todos los profesionales» que integran la unidad hace posible la celebración de este tipo de encuentros teóricos y prácticos para que compartir esa experiencia con el resto de especialistas y que puedan familiarizarse con este tipo de técnicas«.

España, a la cabeza en cáncer de laringe

España es el país del mundo con mayor incidencia de cáncer de laringe. Además, se trata de la neoplasia más frecuente en cabeza y cuello y la segunda del tracto respiratorio (solo superada por el de pulmón). Andalucía es la segunda región de España, tras Asturias, con mayor incidencia del país, lo que supone un importante problema sanitario tanto por la mortalidad como por la morbilidad generadas. Málaga tiene unas tasas equivalentes a esta alta frecuencia. Alrededor del 40 por ciento de estos tumores se diagnostican en estadios avanzados, por lo que la laringectomía (extirpación total de la laringe) continua suponiendo la opción terapéutica más apropiada para muchos de los pacientes afectados.

En fases iniciales, la curación del cáncer de laringe puede llegar al 97 por ciento. En las fases avanzadas la supervivencia de los enfermos es del 50 por ciento, ha dicho el doctor Cazorla. El año pasado el Clínico atendió a 70 pacientes con cáncer de laringe. A 20 hubo que extirparles la laringe. El síntoma principal de ese cáncer es una ronquera que se mantiene más de 15 días. En esos casos hay que consultar de inmediato con un médico.