Los médicos malagueños ponen en duda que, como dice Salud, puedan solicitar más de 600 exploraciones a sus pacientes

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Consejería de Salud asegura que todos los médicos de familia y pediatras dispondrán de acceso al cien por cien de las pruebas diagnósticas publicadas en la página del SAS antes del 31 de diciembre de 2018. El objetivo de esa medida es dotar a los centros de salud de más capacidad de resolución diagnóstica y terapéutica. De ese modo, se agilizarán los trámites y se evitará a los pacientes desplazamientos a los hospitales. Poder solicitar pruebas complementarias es una vieja aspiración de los médicos de atención primaria. Sin embargo, ahora que Salud ha anunciado que se les ofrecerá esa herramienta, los facultativos tienen dudas de que, en la práctica, esa promesa se cumple. «Cuando vea que puedo pedir todas las pruebas diagnósticas, me creeré lo dicho por Salud», señaló a SUR un facultativo veterano.

Este profesional añadió que se viene anunciando desde el año pasado que los médicos de los centros de salud estarán autorizados a solicitar las mencionadas más de 600 pruebas complementarias. «Soy escéptico. Necesito ver que lo anunciado por la Junta de Andalucía es cierto. Ahora, por poner un ejemplo, no podemos pedir ni un parámetro analítico con la vitamina D o una ecografía de rodilla o de tiroides», puntualizó el médico.

El director del distrito sanitario Málaga-Guadalhorce, José Luis Gutiérrez, reiteró que los médicos de familia tendrán acceso al catálogo de pruebas diagnósticas con los mismos criterios de indicación para solicitarlas que los facultativos de los hospitales para que no haya peticiones innecesarias.

La Delegación Provincial de Salud informó de que «durante estos meses se ha estado trabajando en incrementar el acceso de los profesionales de atención primaria al catálogo de pruebas diagnósticas para mejorar la accesibilidad y agilizar la respuesta asistencial». Ese aumento –especificó Salud– ha sido muy significativo en pruebas como endoscopias digestivas, que han subido un 58 por ciento; pruebas funcionales respiratorias, que han crecido un 61 por ciento; TAC, que ha aumentado también un 21 por ciento, y resonancia magnética, con un incremento del 22 por ciento. De enero a agosto de 2018, se pidió desde los centros de atención primaria un total de 183.611 pruebas, puso de relieve la Delegación de Salud.

Temas

Sas
 

Fotos

Vídeos