Médicos de familia y pediatras irán a la huelga para exigir al SAS más contrataciones

Imagen de una protesta de médicos el pasado mes de julio./Migue Fernández
Imagen de una protesta de médicos el pasado mes de julio. / Migue Fernández

Los facultativos de atención primaria aprueban en una asamblea hacer dos paros a la semana a partir del 15 de octubre

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El SAS va a tener que hacer frente a una huelga por no haber sabido gestionar con solvencia y a tiempo los problemas que arrastran los centros de atención primaria de Málaga. El conflicto, que viene de antiguo, se ha agriado aún más este verano por la escasez de sustituciones de médicos y por el incremento de agresiones a profesionales sanitarios. La amenaza de huelga, que era una posibilidad que ya se barajó hace unos meses, se ha concretado ahora. La principal reclamación es que el SAS acometa de forma urgente las contrataciones necesarias para resolver el déficit de personal facultativo. Así, el aumento de las plantillas de médicos de familia y pediatras de los centros de atención primaria de Málaga –lo que permitiría disponer de más tiempo para atender a los pacientes– y conseguir contratos que ofrezcan estabilidad laboral son los principales motivos por los que los facultativos de los centros de salud malagueños irán a la huelga en octubre de forma indefinida.

El colectivo 'Basta ya', integrado por casi 300 médicos de familia y pediatras de la provincia de Málaga, ha aprobado en una asamblea llevar a cabo paros parciales de cuatro horas en el turno de mañana y de otras cuatro en el de tarde durante dos días a la semana. Esta protesta, que cuenta con el respaldo del Sindicato de Médico de Málaga (SMM), está previsto que comience el lunes 15 de octubre, según dijo ayer a este periódico el portavoz de 'Basta ya', Carlos Bautista.

Los paros serán de 11.00 a 15.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas. El Colegio de Médicos de Málaga apoya las reivindicaciones de los facultativos de primaria, que reclaman, entre otras cuestiones, un aumento de las plantillas, tener más tiempo para ver a los pacientes, mayor calidad de los contratos que ofrece el SAS, la equiparación de los salarios de los médicos de atención primaria de Andalucía con los sueldos que hay en el resto de España y poner fin a la crispación que se registra en los centros sanitarios, lo que redunda en un ascenso de las agresiones a los profesionales.

Los profesionales exigen al SAS el aumento de las plantillas y más tiempo para atender a los pacientes

«La situación es insostenible. El verano ha sido muy malo por la falta de contratos de sustituciones del personal facultativo. El SAS no ha hecho caso de nuestras peticiones. El malestar entre los médicos es cada vez mayor. La huelga es la única salida y la forma de hacerle ver a la Administración nuestro descontento», puso de manifiesto Carlos Bautista. El portavoz de 'Basta ya' cree que la Administración, para restar impacto a la huelga, establecerá unos servicios mínimos elevados. «La asistencia urgente estará garantizada en los centros. Esta huelga no es contra nuestros pacientes, sino que tiene como objetivo poder ofrecer una mejor atención», precisó Bautista.

Tras la aprobación de los paros, el siguiente paso es la constitución del comité de huelga, que se encargará de fijar la hoja de ruta a seguir, explicó el presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín Noblejas. Según reflejó, la atención primaria malagueña acumula un fuerte deterioro, un hecho negativo que se ha acentuado este verano por la escasez de sustituciones de los médicos. «El SAS no ha sabido sembrar para recoger los frutos y ahora se encuentra con que hay facultativos que prefieren irse a trabajar a otras comunidades o a la sanidad privada, puesto que les ofrecen condiciones laborales más dignas», aseguró Martín Noblejas.

'Basta ya' y el Sindicato de Médico de Málaga han retomado las concentraciones de protesta que pusieron en marcha a principios de julio para expresar el rechazo a la política de contrataciones aplicada por el SAS, ya que las sustituciones previstas eran muy pocas. Los médicos han tenido que hacerse cargo de los pacientes asignados a su cupo y de los enfermos de otros compañeros que estaban de vacaciones.

Concentraciones

Si en julio hubo concentraciones en la puerta de los centros de salud de Huelin, Puerta Blanca, Miraflores de los Ángeles y El Palo, ayer se llevó a cabo la protesta en el vestíbulo del centro de salud de Victoria. El próximo miércoles la cita será en el centro de Portada Alta. Aunque en un principio se habían convocado seis concentraciones (cuatro en julio y dos en septiembre), esas movilizaciones se prolongarán hasta el comienzo de los paros, indicó Martín Noblejas.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, señaló que «la huelga responde a la situación de impotencia» que se vive en los centros de atención primaria y al aumento habido este verano de agresiones a profesionales sanitarios. Sánchez Luque confía en que la Consejería de Salud y el SAS reaccionen y, además de llevar a la práctica una serie de mejoras anunciadas hace meses y no aplicadas aún, llamen al diálogo a los sindicatos, a los colegios profesionales sanitarios y a plataformas como 'Basta ya'. «Hay que buscar soluciones urgentes a los problemas», subrayó Sánchez Luque.

Por su parte, fuentes de la Junta de Andalucía indicaron que la Consejería de Salud ha destinado este verano 25,2 millones de euros para la contratación de más de 3.700 profesionales en los hospitales y centros de salud en la provincia de Málaga. Ese presupuesto ha supuesto más de un 2% de incremento con respecto a 2017.

Temas

Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos