Málaga, fervor marinero

Pedregalejo. Una familia observa desde la playa la procesión marítima de la Virgen del Carmen. /Migue Fernández
Pedregalejo. Una familia observa desde la playa la procesión marítima de la Virgen del Carmen. / Migue Fernández

Miles de vecinos y turistas se vuelcan con las procesiones de la Virgen del Carmen desde Manilva hasta Maro

ALEJANDRO DÍAZ

Málaga es mariana y marinera cien por cien. Su vinculación con el mar y el fervor que la Virgen del Carmen despierta en la población es enorme. Por ello la festividad de la patrona de los pescadores y marineros, que tiene lugar el 16 de julio, se ha convertido en una de las grandes citas festivas del verano en la provincia y muy especialmente en las poblaciones del litoral. Desde Manilva, en el extremo más occidental de la costa malagueña, hasta Nerja, en el límite con la provincia de Granada, está previsto que se desarrollen hasta el próximo 26 de julio más de una treintena de procesiones en honor a la Virgen del Carmen. La mayor parte tuvieron lugar ayer con la participación de miles de vecinos y visitantes.

La patrona de los marineros vivió su día grande en la barriada de pescadores de El Palo. A diferencia del año pasado, en el que el 'terral' marcó la jornada, una brisa húmeda de levante contribuyó a que el barrio se volcase con la procesión desde su salida. La banda de cornetas y tambores de los Gitanos encabezó una procesión que se ciñó lo máximo posible en tiempo al recorrido previsto. Tras ella, la banda de Zamarrilla y numerosos fieles la acompañaron hasta el colegio Safa-Icet, donde embarcó la imagen hasta llegar a El Candado y desembarcar, posteriormente, en la playa del Chanquete a la altura de El Tintero.

Los propios paleños fueron quienes vivieron con mayor devoción un día que para muchos forma parte de su propia historia:«Yo he sido pescador cincuenta años de mi vida, marengo de corazón. Hoy es un día muy grande. He sacado a la Virgen del Carmen al mar, ahora ya es cosa de la juventud; pero la emoción es la misma», declaró uno de los vecinos que siguió la jornada desde la misa matinal hasta el desembarco de la Virgen.

Cientos de malagueños se adentraron en el paseo marítimo de El Palo. No había chiringuito que tuviese un hueco libre. «Tenemos todo reservado desde hace semanas», aseguraban con las mesas montadas desde bien temprano. Algo que también se vio reflejado en Pedregalejo, cuyas estrechas callejas y su paseo marítimo vieron cómo la Virgen del Carmen se bañaba, antes que en el mar, en una explosión de pétalos florales con la que le ofrendaban los devotos. La imagen embarcó en una jábega de Santa Cristina. Tras una jornada marenga, no fueron pocos los malagueños que se dieron cita en El Palo para iniciar la feria del barrio.

Al otro lado de la costa, en Manilva, la festividad se celebró doblemente. Por un lado, en El Castillo y, por otro, en Sabinillas. En el primero, la procesión se inició a las 19.00 horas desde la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, culminando en el puerto de La Duquesa, donde se realizó el embarque para la procesión marítima. A la misma hora, desde la iglesia de San Luis, iniciaba también su recorrido la procesión en Sabinillas, que también finalizó en el puerto de La Duquesa.

El día del Carmen en la provincia

Devoción.
El litoral de la provincia fue ayer el gran protagonista con procesiones marítimo-terrestres en casi todas las localidades y poblaciones costeras.
Público.
El Palo y Pedregalejo volvieron a vivir uno de sus días grandes para rendir homenaje a la patrona de los marineros.
Marbella.
Realizó una ofrenda floral en alta mar a los marineros desaparecidos.
Rincón de la Victoria.
La Hermandad de la Virgen del Carmen conmemoró su centenario y estrenó jábega, estandarte diseñado por Eloy Téllez y un vestido carmelitano.
Restauración.
Los chiringuitos y locales de ocio de los paseos marítimos de Pedregalejo y El Palo se llenaron; la mayoría de mesas estaba reservada desde hacía semanas.
Buen tiempo.
A diferencia del año pasado, donde predominó el 'terral', ayer hizo una agradable temperatura con una ligera brisa de levante que alentó aún más a los malagueños a acompañar a las distintas procesiones incluso en las horas puntas de calor.
Jábegas.
Esta típica embarcación malagueña, ornamentada con flores para la ocasión, estuvo ubicada en la playa de Pedregalejo esperando a que embarcase la imagen de la Virgen del Carmen.

La patrona de Estepona recorrió las calles del centro desde su capilla hasta el paseo marítimo, donde fue embarcada. La acompañaron la banda de Los Remedios y Banda Municipal de Estepona. Al ser festivo en la ciudad, los esteponeros se echaron a la calle para acompañar a la Virgen marinera.

Marbella también acompañó a su Patrona hasta el puerto pesquero de La Bajadilla, donde comenzó su procesión marinera, sobre las siete de la tarde. Bajo la atenta mirada de los asistentes y al grito de '¡Viva la Virgen del Carmen!', partió rumbo a Puerto Banús. En su regreso hacia Marbella se realizó una ofrenda floral en alta mar a los marineros desaparecidos.

Una vez de vuelta en el puerto deportivo que lleva su nombre, cientos de personas acompañaron a la Virgen del Carmen en su procesión hacia la iglesia de la Encarnación, para poner fin a una jornada que había comenzado mucho antes, con el Rosario de la Aurora, a las seis y media de la mañana. La Virgen del Carmen partió desde esta iglesia hacia la playa El Cable, en la que el párroco José López Solórzano ofició una misa. La mañana se completó con los tradicionales juegos marineros y un desayuno, que sirvió de antesala para la procesión marinera de la tarde.

Fuengirola también tuvo dos procesiones. Una en Los Boliches, y otra en El Parque, y ambas con una masiva presencia de fieles y devotos de la patrona de los marineros. Lo mismo sucedió en La Cala de Mijas, donde al igual que en el resto de las localidades de la Costa cientos de personas no quisieron faltar a la procesión. También Benalmádena rindió homenaje a la Virgen del Carmen con su propia procesión marítimo-terrestre, que recorrió Arroyo de la Miel hasta el embarque, pasadas las 21.30 horas. Torremolinos no se quedó atrás. Como cada año, volvió a congregar a numeroso público con epicentro en el popular barrio de La Carihuela. Más de 10.000 personas participaron en la celebración de la patrona, una celebración declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial.

El fervor marinero también se dejó sentir con fuerza en el litoral oriental de la provincia, con procesiones desde La Cala del Moral hasta Nerja. Especialmente emotiva fue la de Rincón de la Victoria, donde la hermandad conmemoró el centenario de su desfile. Por ello, estrenó la jábega donde iba la virgen, cuatro ánforas y cinco bastones, un estandarte diseño de Eloy Téllez y un vestido carmelitano.

En Torre del Mar se celebró la procesión de Las Melosas, con el acompañamiento musical de la Banda del Paso y La Esperanza de Málaga. Las Melosas es un barrio con una gran vinculación con la actividad pesquera. De hecho, su origen está vinculada a la pesca, razón por la cual las familias que residen en la misma tienen un gran fervor a la patrona de los pescadores. La localidad volverá a procesionar a la Virgen del Carmen coincidiendo con la feria de Santiago y Santa Ana, que tendrá lugar del 24 al 28 de julio.

En Caleta de Vélez, núcleo de gran tradición pesquera por el puerto, también se vivió con gran fervor, especialmente el embarque y el desembarque de la imagen. La Cofradía de Pescadores organiza los actos de la festividad, algunos de los cuales han tenido como escenario la lonja en la que se subasta el pescado. No obstante, el día grande de las fiestas fue ayer, con la procesión de la patrona, que partió a las 21.00 horas antes de iniciar el recorrido por el mar. El desembarco se produjo sobre las 23.00 horas y tuvo como colofón una gran exhibición de fuegos artificiales.

También hubo desfiles en Almayate y Benajarafe. En Nerja, la imagen volvió a surcar las aguas desde el embarque en la playa de La Torrecilla hasta Calahonda, donde fue despedida con un gran castillo de fuegos artificiales. En El Morche, en el municipio de Torrox, aunque no hubo procesión, con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen se presentó el estandarte procesional en honor a su patrona, bordado en oro por el prestigioso artista veleño Pepe Ruiz y con óleo de la pintora Yolanda Pérez. La presentación tuvo lugar dentro de los actos del 20.º aniversario de la Hermandad Virgen del Carmen de El Morche. Al finalizar la misa en honor a la Virgen del Carmen, se procedió a la bendición del estandarte por el párroco de la localidad.

HAN COLABORADO: Agustín Peláez, Andrea Jiménez, Charo Márquez, Iván Gelibter y Eugenio Cabezas.

La Carihuela. Torremolinos volvió a celebrar por todo lo alto la festividad de su patrona. El Palo. Emoción a flor de piel en el rebalaje. Pedregalejo. Momento en el que la Virgen del Carmen era embarcada, rodeada de cientos de devotos. / SUR | Francis Silva | Migue Fernández