El PP de Málaga aspira a lograr cuatro diputados y pide el voto útil del centro-derecha

Pérez de Siles, Marmolejo y España, esta mañana./SUR
Pérez de Siles, Marmolejo y España, esta mañana. / SUR

Carolina España, coordinadora de la campaña, destaca que el 10-N hay una «oportunidad histórica» para que haya un Gobierno popular en Madrid que se una a los de la Junta, la Diputación y la capital. Pablo Casado vendrá a final de mes a la provincia

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMEROMálaga

Doblar los resultados para conseguir cuatro diputados y tres senadores. Este es el objetivo con el que el PP de Málaga encara las elecciones generales del próximo 10 de noviembre en la provincia y para lo que pide concentrar en la papeleta popular el voto útil del centro-derecha y de los votantes socialistas «descontentos y que quieran un cambio de rumbo para Málaga y España».

Así lo ha expuesto esta mañana Carolina España, coordinadora de la campaña del PP de Málaga, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por su adjunto, Manuel Marmolejo, y la coordinadora de la capital, Elisa Pérez de Siles. Los populares confían en mejorar los resultados obtenidos en la provincia el pasado 28 de abril cuando fueron tercera fuerza política siendo superados por Ciudadanos, que se situó como segundo partido más votado, y se quedaron con un senador.

«Salimos a ganar las elecciones en la provincia», ha subrayado España. Para ello, el comité electoral ha conformado seis equipos que recorrerán la provincia para llevar sus propuestas y que estarán encabezados por la propia Carolina España; el presidente provincial del PP, Elías Bendodo; el cabeza de lista al Congreso y portavoz nacional del partido, Pablo Montesinos; la número uno al Senado, Ángeles Muñoz; el número tres al Congreso, Mario Cortés; y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre.

Asimismo, está previsto que el líder nacional del partido y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, visite Málaga a final de este mes para participar en una interparlamentaria del partido.

Conscientes de que al contrario de lo sucedido en abril la del PP es una marca al alza mientras, según recogen los sondeos, Ciudadanos baja y Vox se estanca, Carolina España ha reclamado concentrar en el PP el voto útil del centro-derecha y de los socialistas «descontentos».

El eje sobre el que girará la estrategia argumental del PP en la provincia es, según España, el de presentarse como el partido de «la estabilidad, el desbloqueo y de la posibilidad de alcanzar acuerdos frente a un PSOE que es sinónimo de parálisis e incapacidad de alcanzar cuerdos». «El PP es el partido del desbloqueo», ha apostillado.

Mismo color político

La coordinadora de la campaña electoral en la provincia ha sostenido que Málaga está ante una oportunidad «histórica» de que haya un Gobierno del PP en Madrid al igual que lo hay ya en la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento de la capital. «Esto es algo que no ha ocurrido nunca y es una oportunidad de oro que los malagueños no podemos desaprovechar. La capital y la provincia se han transformado de la mano del PP y la Junta está adoptando medidas de la mano del PP que antes no se habían adoptado», ha recalcado.

Carolina España ha añadido que la experiencia para Málaga y España con el PSOE ha sido «negativa» y ha recordado que el PP ha sacado dos veces al país de una crisis económica y es «el único» que puede evitar una tercera.

España ha aprovechado su comparecencia para criticar al PSOE por casos de «enchufismo» como el de la alcaldesa de Móstoles (Madrid) y afirmar que a su partido le produce «bochorno, sonrojo y vergüenza» el caso conocido hoy por la prensa de «clientelismo» por la compra de votos a cambio de un empleo en el municipio sevillano de Huévar de Aljarafe.