Málaga alcanza los 39 grados con el terral y las temperaturas bajan hoy

Turistas japoneses, ayer, en el Centro./ Salvador Salas
Turistas japoneses, ayer, en el Centro. / Salvador Salas

Cártama registra la máxima con 40 grados, aunque la tendencia calurosa se invierte con una atenuación y con una previsión de 29 grados para la capital

MATÍAS STUBERMálaga

Málaga volvió a alcanzar ayer una de las temperaturas más extremas del país. Con una máxima de 39 grados, enlazando una nueva jornada muy calurosa de picos elevados y mínimas inclementes. En la noche del domingo al lunes, el mercurio no bajó en ningún momento de los 28,5 grados. Las temperaturas empezaron a escalar paulatinamente, propulsadas por la presencia del terral. La máxima de 39 grados se registró, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en el medidor estacionado en el aeropuerto. En el puerto, la temperatura máxima fue de 31,8 grados.

La marca de los 40 grados se anotó también en el día de ayer. Fue en Cártama, donde se registró el pico máximo de temperatura de toda la provincia. La intensidad fue muy elevada, también, en otros municipios muy dados a aparecer siempre entre los más calurosos. Alpandeire registró una máxima de 35 grados. Fuente Piedra alcanzó los 34,7 grados y en Coín la máxima fue de 39 grados.

Aunque no todo fue pasar calor extrema. Marbella confirmó, una vez más, su fama de capital con temperaturas más templadas. El termómetro no pasó de los 24 grados. Una diferencia de dos dígitos comparada con la tónica media. En Torrox tampoco se llegó a los 30 grados. Los registros se quedaron en 29,7 grados. Con el día de ayer, la provincia encadenó tres jornadas en las que el calor asfixiante ha sido el máximo protagonista. Aunque hoy, por fin, se llegará a un punto de inflexión.

Menos calor

El calor intenso de los últimos días se disipará en la jornada de este martes. La previsiones de la Aemet son de una clara bajada y atenuación tanto en la capital como en el resto de la provincia. Las máximas para la capital se prevén entre los 28 y 29 grados. Unos datos que se acercan al umbral que establece la normalidad y la temperatura media para estas fechas. La Aemet baraja la posibilidad de brumas y nieblas a lo largo de todo el litoral. De esta manera, también desciende el riesgo entre la población.

Hasta ayer, la Aemet había activado aviso amarillo por las altas temperaturas. No solo hubo sensación abrasiva en la piel en Málaga. A nivel nacional, las máximas también superaron los 36 grados en amplias zonas de la vertiente atlántica sur peninsular, especialmente en el interior y entornos de valles de grandes ríos. Las mínimas, por su parte, no bajarán de los 20 grados. Ni en estas zonas ni tampoco en Baleares. No obstante, también aminora el mercurio en todo el país.