La flota de Málaga finaliza el día 30 la veda de la chirla y la coquina y comienza la del pulpo

El pulpo es una de las especies que más facturación aporta./AP
El pulpo es una de las especies que más facturación aporta. / AP

Durante los próximos tres meses los barcos de la provincia no podrán capturar esta especie, una de las que más facturación representa para el sector

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Desde el 1 de julio y hasta el 30 de septiembre próximo, la flota pesquera de la provincia no podrá capturar pulpos por veda. La flota que se verá afectada es la de artes menores. El pulpo es una de las especies que más facturación representa para el sector pesquero malagueño. El pasado año, fue la especie que más valor económico aportó a la facturación anual, con más de 6,7 millones de euros, muy por encima de la sardina, que ocupó el segundo lugar del 'ranking' de especies por su valor en lonja con 4,8 millones de euros entre los cinco puertos de la provincia.

Sólo en los seis primeros meses de este año (entre enero y junio), la pesca del pulpo alcanza ya los 253.038 kilos en Málaga, elevándose la facturación a 2.237.051 euros de ventas en lonja para flota malagueña, bastante por encima de lo que ha representado la sardina (1.907.574 euros con 723.449 kilos) o el boquerón (1.152.151 euros y 526.230 kilos).

La pesca del pulpo es tan importante para la flota malagueña que hay puertos como el de Caleta de Vélez que durante la temporada de esta especie emigran a Almería para obtener mayores capturas.

Un elevado número de embarcaciones de artes menores con autorización para la captura de esta especie dedican los nueves meses de la temporada al pulpo, y los tres restantes al marisco, el atún o el trasmallo, dependiendo de la autorización que posea cada barco.

Según datos del Sistema de Información Andaluz de Comercialización y Producción Pesquera (Idapes), la flota que más capturas de pulpo lleva realizadas hasta la fecha es la de Caleta de Vélez, con 99.905 kilos (659.093 euros). Le sigue la de Fuengirola, con 83.615 kilos (519.485 euros); Marbella, con 76.357 kilos (462.059); Estepona, con 70.092 kilos (453.831) y Málaga, con 22865 kilos (142.583).

La veda del pulpo llega justo cuando finaliza la de la chirla y la coquina (comenzó el 1 de mayo y concluye el 30 de junio), que ha mantenido a los mercados malagueños sin estas dos especies del litoral de la provincia estos dos meses. Sin embargo, la flota sólo podrá volver a capturar coquinas en nuestras costas. No sucederá lo mismo con las chirlas, debido a que sólo entre enero y marzo la flota agotó todo el cupo previsto para este año (22 toneladas). La chirla no se podrá volver a capturar hasta el 1 de enero de 2020. No obstante, el sector ha solicitado a la Dirección General de Pesca de la Consejería de Agricultura una revisión del cupo de la chirla con objeto de que se pueda reabrir la pesca durante este verano.

Revisar la cuota

Según la presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Málaga y patrona mayor de la Cofradía de Caleta de Vélez, María del Carmen Navas Guerrero, «se trata de una cuota ridícula, tanto que si se tiene en cuenta a toda la flota sólo corresponden 173 kilos por embarcación y año. Entendemos que la cuota debe ser ampliada, por ello el sector ha solicitado un estudio con el fin de logra un incremento de la cuota de cara a la revisión del plan de gestión de marisco que deberá realizarse el próximo año». Para Navas, la reapertura de la chirla abrirá el abanico de especies que se podrán capturar por parte de la flota marisquera de la provincia.

En el Mediterráneo andaluz, el censo específico para la pesca del pulpo lo tienen un total de 245 embarcaciones, de las que unas 140 corresponden a la provincia de Málaga, lo que de muestra la importancia de esta especie para la flota de la provincia.