IU estudia demandar al Estado «por dejación de funciones» al no terminar las depuradoras en Málaga

Raúl Peña, Anabel Iranzo, Jorge Bravo y Guzmán Ahumada, este viernes en la Mancomunidad Oriental. /SUR
Raúl Peña, Anabel Iranzo, Jorge Bravo y Guzmán Ahumada, este viernes en la Mancomunidad Oriental. / SUR

El coordinador provincial de la formación de izquierdas, Guzmán Ahumada, muestra su apoyo al edil de Nerja investigado en la 'operación Vastum'

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La 'operación Vastum' continúa generando reacciones en todos los ámbitos. Las imágenes de los vertidos de aguas fecales en Nerja sin depurar han desatado una oleada de comentarios en las redes sociales. En la localidad más oriental de la provincia no se habla de otra cosas desde que el pasado miércoles SUR publicó los primeros datos de las diligencias practicadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por las que se investiga a 16 personas, entre cargos y excargos públicos y directivos de la empresa de aguas, en Nerja y Coín.

Más...

IU, que gobierna en Nerja junto al PSOE y EVA-Podemos, ha anunciado este viernes que estudia emprender acciones legales contra el Estado «por dejación de funciones en materia de depuración de aguas, al no haber terminado aún las obras de las depuradoras pendientes en Málaga«, según ha anunciado en una comparecencia en la Mancomunidad Oriental-Axarquía el coordinador provincial de la formación, Guzmán Ahumada.

El líder malagueño ha participado en un encuentro de apoyo a los concejales de esta coalición en el Consistorio nerjeño, después de que el titular de Medio Ambiente, Jorge Bravo (IU), haya sido llamado a declarar como investigado por la situación en la que encuentra la depuración de las aguas en el municipio.

«Durante 20 años, tanto IU como movimientos ecologistas y ciudadanos, hemos venido denunciando la incapacidad de las administraciones para poner en marcha la depuración de las aguas en Nerja, cuya depuradora no está aún finalizada», ha asegurado, al tiempo que ha lamentado «que la dejadez e incompetencia del Estado, la Junta de Andalucía y la Diputación, la quieren hacer pagar a los ayuntamientos».

Ahumada ha considerado «inadmisible» que la depuradora de Nerja siga sin estar en funcionamiento después de dos décadas, «porque los distintos gobiernos centrales de PSOE y PP prefirieron regalar miles de millones a los bancos en lugar de trabajar por lo que está declarado como de interés general». No obstante, el parlamentario de IU ha dicho que esta situación de ausencia de vertido cero «se está dando en otros muchos puntos de la provincia». Por último, ha anunciado que está promoviendo una mesa de trabajo para que las tres administraciones establezcan presupuestos para alcanzar el vertido cero.

Por su parte, desde el Consistorio nerjeño, gobernado en minoría por PSOE, IU y EVA-Podemos, han difundido este viernes un comunicado en el que sostienen que «ninguna responsabilidad tiene este Ayuntamiento en que este municipio no cuente aún con depuradora». «Desde hace décadas la corporación municipal viene poniendo todos los medios a su alcance para conseguir dotar al municipio con dicha instalación», han apuntado, al tiempo que han detallado que las obras corresponden al Gobierno central, al estar declaradas de Interés General del Estado desde 1996.

Así, han aludido al acuerdo de diciembre de 2018 de inicio del procedimiento de derivación de responsabilidad por el incumplimiento de la directiva europea en esta materia, en el que se señala que «sin que se aprecie, en principio, una responsabilidad concurrente», correspondiendo exclusivamente a la Administración General del Estado. En su comunicado, el Consistorio ha aludido a las dificultades que se ha encontrado el proyecto de la depuradora desde que fue adjudicada la redacción y ejecución en 2012. Así, han hecho referencia a las «severas divergencias» entre el anteproyecto y el proyecto, además de a los problemas financieros de la empresa adjudicataria.

El Ayuntamiento nerjeño aclara, en todo caso, que en todas estas décadas «sólo se han producido tres prohibiciones de baño, de corta duración y en muy concretos lugares del litoral, sin que ninguna de ellas haya llegado a afectar a espacios protegidos», remarcan. «Y las autoridades sanitarias han venido calificando anualmente nuestras playas y sus aguas como 'aptas' para el baño y, en la mayoría de las ocasiones, con la categoría de 'excelente'», añaden.