La Diputación impulsa planes de responsabilidad social corporativa en los ayuntamientos de Málaga

Benahavís , de los primeros en beneficiarse/SUR
Benahavís , de los primeros en beneficiarse / SUR

SURMÁLAGA

La Diputación de Málaga, a través del Plan de Asistencia y Cooperación, permite que los municipios pueden acogerse a distintos programas para implantar un Plan de Responsabilidad Social Corporativa elaborado por el Área de Gobierno Abierto y Transparencia.

Los primeros en beneficiarse de esta iniciativa han sido las localidades de Algarrobo, Arriate, Benahavís y Mollina y en 2019 son Almargen, Casabermeja e Istán los que se han acogido a dicho plan para contribuir al posicionamiento de la provincia de Málaga como un territorio socialmente responsable.

La Diputación de Málaga trabaja desde el año 2011 en la aplicación de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa en todas sus áreas de gobierno, elaborando en 2017 un plan específico con el objetivo de alcanzarse en 2020. Se trata de una hoja de ruta para que la institución sea un modelo en políticas RSC y también toda la provincia.

Adaptado a cada municipio

Así lo dio a conocer ayer el diputado de Transparencia y Gobierno Abierto, Jacobo Florido, quien explicó que el proceso de implantación consta de una primera fase de diagnóstico que incluye el análisis de los comportamientos, políticas y acciones de los ayuntamientos en los ámbitos social, económico, buen gobierno y medioambiental, mediante una herramienta basada en estándares internacionales como la ISO 26000, pero adaptándolas a las peculiaridades, tamaño y población de cada municipio.

Lo siguiente es identificar los grupos de interés de cada Ayuntamiento, la formación específica en RSC a estos grupos y asesoramiento a los responsables públicos para la elaboración de los compromisos concretos en Responsabilidad Social, para que los ayuntamientos los integren en sus acciones de gobierno.