Desarticulada una organización que transportaba hachís al Reino Unido a través de Málaga

Desarticulada una organización que transportaba hachís al Reino Unido a través de Málaga

Los registros domiciliarios se realizaron en las localidades de San Pedro de Alcántara y Mijas

EP

La Guardia Civil dentro del Plan Especial de lucha contra el narcotráfico ha desmantelado una organización criminal internacional que transportaba desde Marruecos grandes cantidades de hachís al Reino Unido, a través de las costas de Málaga y el Estrecho de Gibraltar.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, a finales del mes de octubre la Guardia Civil tuvo conocimiento de una organización criminal compuesta por ciudadanos británicos que estaría enviado grandes cantidades de hachís a su país.

Así, se inició la investigación al conocer que la droga la mantenían ocultas en guarderías muy seguras y con grandes medidas de seguridad, para evitar la acción policial. Una vez que la organización comprobaba que no existía seguimiento por parte de la Guardia Civil, iniciaba el traslado de los estupefacientes a la localidad pacense de Trujillanos.

Los investigadores continuaron con las pesquisas y comprobaron que las personas que se encargaban de estas tareas tenían amplios antecedentes por narcotráfico. Asimismo, se tuvo conocimiento de que disponían de varias empresas dedicadas a la exportación de frutas con apariencia de legalidad.

Los guardias civiles montaron un dispositivo especial en la nave de Trujillano y observaron cómo salía un camión de la nave con especiales medidas de seguridad. De esta manera, el citado camión fue interceptado por la Guardia Civil en Salamanca, donde se incautaron ocultos en cajas de naranjas 1.335 kilogramos de hachís, deteniéndose al conductor.

Así, continuaron con la investigación y tras analizar la información se realizó una colaboración policial con la National Crime Agency de Reino Unido y con la Dirección de la Policía Judicial de la Policía Nacional de Francia. La compleja investigación llevó a localizar a varias personas de nacionalidad francesa e inglesa. De otra parte, el Juzgado de Instrucción de Mérida, encargado de dirigir las pesquisas, autorizó tres registros domiciliarios en las localidades malagueñas de San Pedro de Alcántara y Mijas, donde se detuvo a dos ciudadanos británicos. En los registros se incautaron de dinero en efectivo, así como de abundante documentación.

Posteriormente, se detuvo a una ciudadana francesa, cuando regresaba de su país. La detenida era la persona que utilizaba la organización criminal como 'persona pantalla' para dar esa apariencia de legalidad de las empresas implicadas.