Detenidos los miembros de una banda asentada en Málaga y Sevilla que se hacían pasar por guardias civiles para robar a narcos y empresarios

Momentos de los arrestos. / EP

La estructura criminal encargada de buscar y ejecutar los robos se encontraba en las provincias andaluzas, pero los objetivos que planeaban atracar se encontraban en Madrid

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal cuyos miembros simulaban ser guardias civiles para atracar a narcos y empresarios, según ha informado el Ministerio del Interior. Los agentes detuvieron a los siete miembros de la banda. Cuatro fueron arrestados en Madrid cuando trataban de apoderarse de 480.000 euros.

Una parte de la organización se encargaba de poner en contacto a comisionistas con personas interesadas en cambiar billetes de euro de bajo valor por otros de cuantía superior. Cuando se reunían, otros miembros de la banda disfrazados y a punta de pistola fingían el arresto de los allí presentes -incluidos sus propios cómplices- llevándose el botín consigo.

La operación se inició el pasado mes de agosto en Sevilla, cuando se produjo el robo de 180.000 euros a un grupo relacionado con el narcotráfico.

La estructura criminal encargada de buscar y ejecutar los robos se asentaba en Sevilla y Málaga, pero los objetivos que planeaban atracar se encontraban en Madrid. Tras varias semanas de investigación, los agentes concluyeron que la organización preparaba un nuevo asalto, pero esta vez sobre una persona dedicada a los negocios inmobiliarios en una nave industrial de Talamanca del Jarama (Madrid).

El pasado día 6 de marzo, según informa el Ministerio de Interior, se produjo una reunión para el intercambio de 480.000 euros. Uno de los ahora arrestados fue el encargado de acudir en solitario a la nave y en el momento de tener el dinero en su poder, simulando comprobar la autenticidad del papel moneda, alertó a sus tres cómplices que, encapuchados y con chalecos de la Guardia Civil, se abalanzaron sobre las cuatro personas que se encontraban haciendo el intercambio en el local, golpeándolas y dejándolas maniatadas con bridas de plástico.

En el momento de su huida, los agentes pertenecientes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) lograron reducirlos y detenerlos. Además, también se detuvo a otra persona, que se encontraba esperando en la calle a bordo de un vehículo dispuesto para la fuga.

El individuo que había organizado la reunión, un ciudadano de nacionalidad rumana, logró huir con una parte del botín, pero un dispositivo organizado para su búsqueda y detención llevó a los agentes hasta la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes y luego hasta Málaga. A las 24 horas de su fuga, los investigadores lograron detenerlo e intervenir otra buena parte del botín. Debido a la fuerte resistencia que opuso al arresto, dos agentes resultaron heridos levemente.

Material intervenido.
Material intervenido. / Policía Nacional

Además, han sido detenidos un intermediario que catalizaba los negocios para la banda en Puente Genil (Córdoba) y del líder del grupo en Dos Hermanas (Sevilla), que al enterarse del arresto de los miembros de su organización había huido de Madrid desde donde organizaba el llamado «vuelco».

Los detenidos han ingresado en prisión preventiva y los tres vehículos con los que habían acudido a Madrid y con los que pretendían huir fueron recuperados e intervenidos. Todos ellos contaban con placas dobladas para dificultar la labor policial. Durante el operativo también se intervinieron dos pistolas detonadoras y 9.800 euros en metálico.