Británicos residentes en la provincia se echan a la calle contra el 'brexit'

Los asistentes defienden la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. /Migue Fernández
Los asistentes defienden la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. / Migue Fernández

La pensión, la sanidad y la educación, principales temores en caso de que se materialice la salida de Reino Unido de la UE

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Rachel está de vacaciones en la Costa del Sol con varias amigas. Viene de Manchester y quería aprovechar el domingo para conocer Málaga capital. «Venimos a ver el Museo Picasso», comenta esta joven que el mes que viene cumplirá 20 años. Durante su paseo por el Centro se ha encontrado con un buen número de británicos portando banderas del Reino Unido pero también de España y de la Unión Europea. Esta chica vive ajena a todo lo que rodea el 'brexit'. «No me parece bien, pero tampoco me preocupa demasiado», reconoce antes de seguir su camino. Nada que ver con Emma Lees. Físicamente apenas le separan 20 metros de la turista, pero en su cabeza es todo un mundo, ya que ella asegura tener «miedo» por las consecuencias negativas que puede acarrear la salida del Reino Unido de la Unión Europa, hasta el punto de que hace un mes su familia hizo las maletas para venirse a vivir a Benalmádena. «Lo hemos hecho pensando en nuestros dos hijos, de 11 y 9 años, porque no sabemos qué va a pasar. Hemos estado un tiempo en Costa Rica por trabajo y antes de volver a Londres hemos preferido fijar nuestra residencia aquí», afirma Emma, quien no oculta su «temor» por lo que pueda pasar con la educación de sus hijos o con su trabajo en caso de que a finales de octubre se materialice el 'brexit'.

Contra esta salida del bloque comunitario, unos doscientos británicos residentes en la provincia se han concentrado este domingo en la plaza de la Constitución en una acción convocada a través de Facebook para expresar su rechazo a que su país abandone la Unión Europea. «¡Llevo 39 meses cabreado!», exclama Michael Soffe en referencia al referéndum de junio de 2016 en el que ganaron los partidarios del 'brexit'. Una votación en la que él no pudo participar por llevar más de 15 años fuera de Reino Unido. «Soy el 'guiri' original. Hace 30 años que vine a Málaga, así que soy casi boquerón», comenta este inglés nacido en Oxford. Buen sentido del humor, pero seriedad cuando se trata de hablar de los efectos del 'brexit', ya que para mantener sus derechos en España «No sabemos qué puede pasar con nuestra pensiones ni con la cobertura sanitaria ni con la educación de nuestros hijos. Si al final abandonamos Europa, me estarán obligando a renunciar a mi nacionalidad», se queja Michael.

Migue Fernández

El mismo temor que expresa Miare, que se ha sumado a la protesta en compañía de su hija. «Mi vida cambiará por completo. No nos han permitido votar nuestro futuro y somos nosotros los que vamos a pagar las consecuencias. Mi pensión se devaluará y el futuro de mi hija es una incógnita», advierta esta inglesa que lleva dos décadas residiendo en la Costa del Sol y sigue sin perder la esperanza de que se paralice el 'brexit' o, al menos, se convoque un nuevo referéndum. «Hubo mucha desinformación en aquella votación, porque se dijo que no habría consecuencias pero sí que las habrá», acierta a chapurrear en castellano Alex, que hace 9 años cambió el área metropolitana de Londres para retirarse a una pequeña finca en la Axarquía.

Temas

Brexit