Aumentan un 13% las víctimas de violencia machista atendidas por el IAM en Málaga

Sánchez Vico y Arnaldo, en la sede del IAM en Málaga este viernes. /SUR
Sánchez Vico y Arnaldo, en la sede del IAM en Málaga este viernes. / SUR

El incremento a nivel andaluz asciende al 21%, con 489 personas, entre mujeres maltratadas y sus hijos, asistidas en el primer trimestre del año

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Hasta 2003 ni siquiera se contabilizaba el número de mujeres asesinadas por violencia machista en España. No existen datos oficiales antes de esa fecha. Eran invisibles. Desde entonces, la cifra resulta desoladora: 993 víctimas mortales en dieciséis años, más de las que provocó ETA. Por eso la nueva directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Mercedes Sánchez Vico, recuerda que se trata de «terrorismo de Estado». Y el balance alarma. Sólo en el primer trimestre de este año, el servicio integral de atención y acogida del IAM ha asistido a 254 mujeres que sufren violencia machista, lo que supone un incremento del 28 por ciento respecto al mismo período de 2018. También los datos provinciales muestran esta tendencia, con siete atenciones más registradas en Málaga, hasta alcanzar las 52 personas, entre mujeres y dependientes a su cargo, en su mayoría hijos menores, asistidas frente a las 45 actuaciones requeridas en el primer trimestre del año pasado, que suponen un aumento del 13,4 por ciento.

«No podemos cerrar los ojos a esta realidad», advierte Sánchez Vico, que insiste en la necesidad de «educar en igualdad» para «frenar esta tremenda lacra social, que aumenta pese a los medios puestos». El IAM ofrece asesoramiento jurídico, psicológico, social y educativo a las víctimas de violencia machista a través de centros de emergencia, casas de acogida y pisos tutelados gestionados por la empresa Agise que funcionan las 24 horas del día durante todo el año. Si sumamos a los menores, la cifra de personas asistidas en Andalucía asciende a 489, un 21 por ciento más que en 2018. Son mujeres, en ocasiones acompañadas de sus hijos, «cuyas vidas están en peligro ante situaciones de riesgo de las que puede salirse», explica la directora del Instituto, que detalla que, pese al estado «de destrucción total» en el que llegan las víctimas, el servicio integral ofrece asesoramiento «para que recuperen la autonomía, en caso de haberla perdido, y dejen de ser víctimas para convertirse en supervivientes».

Málaga es la tercera provincia andaluza donde se han registrado menos intervenciones en lo que va de año. El servicio puesto en marcha por el IAM ha atendido a 41 personas en Almería, 54 en Cádiz, 61 en Córdoba, 83 en Granada, 31 en Huelva, 66 en Jaén, 52 en Málaga y 101 en Sevilla. Son cifras que preocupan al Gobierno andaluz, que ha anunciado un aumento en varias partidas presupuestarias destinadas a la lucha contra la violencia machista. En concreto, el Instituto dirigido por Sánchez Vico incrementará en 700.000 euros, hasta los dos millones, las ayudas dirigidas a organizaciones sin ánimo de lucro que atiendan a mujeres en situación de riesgo, además de inyectar 500.000 euros a asociaciones que presenten proyectos para prevenir esta lacra o luchar contra ella y 1,5 millones a organizaciones que trabajen «para conseguir la igualdad real».

El servicio integral de atención y acogida dispone de 78 pisos con 231 habitaciones y 471 camas, una red que ha permitido atender «sin problemas» el aumento de casos registrados. Este dispositivo, que trata de restablecer los derechos vulnerados por la violencia ejercida contra las mujeres, cuenta con tres niveles de atención: centros de emergencia, casas de acogida y pisos tutelados. El IAM coordina el acceso a esta atención a través de los centros provinciales de la mujer y del teléfono 900.200.999, al que las víctimas de violencia machista, entre las que también están incluidos los hijos de las mujeres maltratadas, pueden llamar sin miedo al tratarse de una comunicación anónima y confidencial.

Los centros de emergencia prestan protección a las mujeres maltratadas y a los menores que las acompañan, garantizándoles una acogida inmediata y una atención de urgencia en cualquier momento del día o la noche. El personal especializado se encarga de realizar un diagnóstico-pronóstico personalizado de las mujeres que ingresan y su derivación hacia el destino más apropiado en cada caso, ya sea un recurso propio o externo al servicio integral o un domicilio normalizado.

Las casas de acogida son centros residenciales que garantizan una atención integral, programándose aquellas intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas necesarias para que las mujeres sean capaces de superar la violencia padecida. Los pisos tutelados son viviendas independientes para uso familiar.

El presupuesto se eleva hasta casi 13 millones por el Pacto de Estado

Los Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM) recibirán casi 13 millones de euros en 2019 con el objetivo de reforzar la atención a las mujeres, especialmente a las víctimas de la violencia machista. La convocatoria de subvenciones por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) a ayuntamientos, mancomunidades de municipios y consorcios para el mantenimiento de los 174 centros que hay en Andalucía asciende a 8,5 millones de euros, igual que el pasado ejercicio, en tanto que el presupuesto está prorrogado. La principal novedad es la dotación extraordinaria de 4,2 millones de euros procedentes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, de ahí que la suma de este ejercicio sea de más de 12,7 millones de euros.

«Es importantísimo que todas las mujeres tengan un centro de referencia de información y asesoramiento y de atención integral a las víctimas, con personal cualificado para que puedan atenderla en cualquier municipio de Andalucía. Por lo tanto, vamos a ampliar la creación y el refuerzo de nuevos centros municipales de información a la mujer», explica la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, que recuerda que estos ingresos extraordinarios permitirán la creación de nuevos Centros Municipales de Información a la Mujer para conseguir que el servicio de atención a mujeres se encuentren en todos aquellos pequeños ayuntamientos que quieran ofrecer este apoyo a su población.

«Desde la Consejería de Igualdad y el Instituto Andaluz de la Mujer estas iniciativas suponen una gran satisfacción porque nos encontramos el primer día, cuando aún no habíamos formado el Gobierno, con muchas asociaciones de mujeres en las puertas del Parlamento», insiste Ruiz en alusión a las protestas por el acuerdo del PP con Vox para la investidura de Juanma Moreno como presidente. Poco después de que se formara Gobierno fue aprobado el nombramiento como nueva directora del Instituto Andaluz de la Mujer de Mercedes Sánchez Vico, una experta en igualdad y género responsable de documentales y cortometrajes sobre coeducación. Nacida en Jaén en 1965, Sánchez Vico es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, especialista en Lectura de la Imagen y su Aplicación Tecnológica y Didáctica en el Aula por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Ha sido directora, guionista y productora del documental 'Las educadoras' y de diferentes cortometrajes sobre este tema. Funcionaria de carrera desde 1991, ha sido jefa del Departamento de Lengua y Literatura.