Los arquitectos alertan de la escasez de viviendas asequibles para las clases medias en Málaga

Los arquitectos alertan de la escasez de viviendas asequibles para las clases medias en Málaga

Estiman que, a este ritmo, se tardaría 50 años en cubrir la demanda de viviendas protegidas en la provincia

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Colegio Oficial de Arquitectos ha hecho este viernes balance de las estadísticas de las viviendas que visó a lo largo de 2018, un análisis que vuelve a constatar la recuperación del mercado inmobiliario tras la crisis económica. La provincia ha cerrado el pasado ejercicio con 7.678 viviendas visadas, lo que supone un 57% de incremento respecto a 2017. Además, se trata de la cifra más elevada de los últimos diez años, ya que para encontrar una cuantía similar hay que remontarse a los 6.577 visados de 2008.

No obstante, el decano de los arquitectos malagueños, Francisco Sarabia, ha llamado la atención sobre el hecho de que esta actividad promotora en auge está en una buena parte en manos de grandes promotoras y fondos de inversión de fuera de la provincia, que apuestan sobre todo por un producto de «alto standing». «Falta por completar el hueco de la demanda de aquellas viviendas que no son VPO pero tampoco cuestan 500.000 euros», ha destacado Sarabia. «En el Centro de Málaga no se encuentran ya viviendas asequibles, pero es que casi tampoco en la periferia de la ciudad», ha apuntado el decano, quien ha argumentado que hacen falta «pequeños y medianos promotores que cubran ese hueco».

Sarabia ha destacado el crecimiento en la producción de viviendas registrado en el año pasado en la capital y la costa occidental, así como en la oriental y municipios del interior en los que se nota ya algo de más actividad respecto a ejercicios anteriores. Además, ha resaltado que la actividad promotora supuso un volumen de inversión de casi 900 millones de euros. No obstante, ha puesto de relive el escaso peso de la vivienda protegida, tipología de la que el año pasado sólo se visaron 290 para toda la provincia, repartidas entre las 224 previstas en el edificio que se está levantando ya en los suelos de Citesa, en Martiricos, y una promoción de 66 en Vélez-Málaga.

«Al ritmo que se construye VPO, necesitaríamos más de 50 años para cubrir la actual demanda», ha declarado, por lo que ha hecho un llamamiento a las administraciones públicas para que promuevan viviendas protegidas, e igualmente den facilidades para su construcción a los empresarios. «Hay un problema grave de escasez de VPO. La actividad ha sido prácticamente nula y brilla por su ausencia la vivienda destinada a la clase trabajadora y para la emancipación de los jóvenes», ha insistido.

Respecto a esta cuestión, ha puesto de manifiesto el «riesgo» de que la vivienda empiece a utilizarse como «refugio de la inversión», por lo que ha pedido que las administraciones actúen para «equilibrar las disfunciones del mercado». Cuestionado sobre si existe el riesgo de caer en una nueva burbuja inmobiliaria, Francisco Sarabia ha opinado que ese peligro «siempre existe», si bien ha confiado en que la crisis haya servido como experiencia para evitarlo. «La burbuja no está aún en situación de ocurrir, los bancos tienen sus cautelas y los grandes operadores calibran más esos riesgos», ha añadido.