Benajarafe recupera la normalidad tras desbordarse un arroyo por la fuerte tromba de agua

Máquinas trabajando este martes para retirar el barro en Benajarafe. / A Peláez

El agua anegó la carretera llenándola de cañas y baño y llegó a entrar en algunas viviendas próximas a la carretera

ALMUDENA NOGUÉS y AGUSTÍN PELÁEZMálaga

Una fuerte tromba de agua inundó en la madrugada del martes -sobre las 05:00 horas- la antigua carretera N-340 a la altura de Benajarafe tras desbordarse el arroyo de este núcleo poblacional. El agua anegó la carretera llenándola de cañas y baño y llegó a entrar en algunas viviendas próximas a la carretera. Desde primera hora de la mañana efectivos de Servicios Operativos del Ayuntamiento de Vélez-Málaga se afanaron en retirar el barro de la vía. No fue necesario cortar la circulación. Esta tarde Benajarafe ya ha recuperado la normalidad.

La tromba de agua, además de barro, también arrastró contenedores de basura y salpicó la calzada de balsas de agua. Algunos vecinos de la zona criticaron a SUR que no se hubiese limpiado el cauce de cara a la temporada de lluvias.

Aviso por lluvias

Málaga se encontraba este martes en aviso amarillo por fuertes lluvias y tormentas. Sin embargo Aemet ha elevado a naranja el aviso por fuertes precipitaciones. De hecho, en Torre del Mar las precipitaciones dejaron 51,40 litros por metro cuadrado, según los datos de Hidrosur actualizados a las 7.00 horas. El aviso de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) afecta a la capital, la Costa del Sol, Ronda, Axarquía y Antequera.

En la mayoría de los casos, la advertencia emitidas por Meteorología arrancaban a las 00.00 horas del martes y se prolongarán hasta las 00.00 del miércoles, con la excepción de las comarcas de Ronda y Antequera donde se inició a las 13.00 horas.

Agua... y caída libre de los termómetros. Como recoge José Luis Escudero en su blog 'Tormentas y rayos' la temperatura máxima bajará en Málaga capital seis grados respecto a las registradas este fin de semana. Este martes los mercurios se moverán entre los 19 y los 22 grados.

El viento soplará de componente este flojo en el litoral mediterráneo. «Los modelos dan precipitación en la costa occidental malagueña, interior y zonas montañosas orientadas al mar, serán lluvias tipo advectivas y convectivas en el interior debidas al viento húmedo de levante y aire frío en altura» explica Escudero.

La pregunta es, ¿y la lluvia hasta cuándo? Según Aemet, la inestabilidad imperará hasta el jueves. Hasta ese día la probabilidad de que tengamos que abrir los paraguas se mantendrá por encima del 70% si bien las temperaturas irán en ligero aumento.

Más información en el blog 'Tormentas y rayos'

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos