¿Cuándo se acabará el calor en Málaga?

Pescadores al amanecer en las playas de Málaga. /Salvador Salas
Pescadores al amanecer en las playas de Málaga. / Salvador Salas

Aemet prevé que el próximo martes bajará la temperatura y habrá posibilidad de chubascos en la provincia

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya da por hecho que el verano, en lo que respecta a las temperaturas y el régimen pluviométrico, ya dura dos semanas más de lo habitual. Y este año se va a clavar la fecha: el calor y la falta de precipitaciones generalizadas (aparte de las Danas, que se pueden producir casi en cualquier época) se acabará justamente el próximo martes, 15 de octubre. «El veroño ya no es veranillo sino veranazo», sentencia José María Sánchez Laulhé, director del Centro Meteorológico de Málaga, en un juego de palabras con el episodio de buenas temperaturas que habitualmente se da por San Miguel, y que coincide con la maduración del membrillo. En la provincia estos primeros días de octubre las máximas han estado próximas a los 30 grados, y se ha llegado a los 35 en Sevilla y Córdoba.

El próximo martes se producirá por tanto un cambio de ciclo, con cielos nubosos y la posibilidad de precipitaciones, sobre todo en la parte occidental, Serranía de Ronda y Estepona, pero también en Antequera. Serán menos probables en la capital y la Axarquía, aunque podría caer algún chaparrón débil en las horas centrales. Lo que sí se da por seguro es que las temperaturas bajarán y se notará, con una máxima de 23-24 grados. La tendencia se mantendrá el miércoles, cuando puede haber alguna precipitación más intensa en la parte occidental, y que a última hora del día puede afectar también a la ciudad.

En conclusión, aunque las temperaturas seguirán por encima de lo normal casi todo el mes, tenderá a refrescar a partir del martes, aunque no se ve la entrada de una gran masa fría. Desde ese momento se quedará ya con valores muy cercanos a los normales para esta época, esto es, unos 25 grados de máxima ahora, y 22 la última semana de octubre. «Hemos tenido hasta cuatro grados más al principio del mes, lo normal es que cada semana bajara uno».

Fin de semana veraniego

Para hoy Aemet prevé que se mantenga el régimen de levante moderado y sin avisos (sólo en el Estrecho), con rachas máximas de 40 km/h. La nubosidad que cubrió el litoral y la entrada del Guadalhorce a primera hora se retiró a mediodía, y dejó paso de nuevo al tiempo suave. El viernes habrá una entrada nubosa generalizada y prolongada, que afectará a toda la provincia, con levante suave (30 km/h) y temperaturas en torno a los 26 grados (las mínimas serán de 20, muy altas para esta época).

El sábado por la mañana continuará la alta nubosidad y la lluvia débil en el interior de la provincia; aunque a mediodía tenderá a despejarse y las temperaturas volverán a subir hasta los 28 grados. El domingo se producirá el último gran coletazo del veroño de 2019, con cielos despejados, vientos flojos y unos sorprendentes 29 grados de máxima (19 de mínima). Todavía el lunes el mercurio se mantendrá alto, y ya el martes se producirá el anunciado cambio de tiempo.

José Luis Escudero, experto en la meteorología de Málaga y autor del blog Tormentas y Rayos (en SUR.es) coincide en que el primer frente frío del otoño empezará a afectar el domingo al noroeste de España. «A nuestra comunidad llegaría el lunes, desplazándose de oeste a este. Será la zona occidental de Andalucía donde la probabilidad de precipitaciones sea mayor, pero tampoco los modelos a día de hoy son para tirar cohetes. En la zona oriental de Andalucía la probabilidad es muy baja«, comenta. En la provincia de Málaga la probabilidad mayor será en la zona más occidental, y de momento en la capital y en la Axarquía es muy baja. »De todas formas, donde precipite no se esperan muchos litros«.

«Lo más importante de este cambio de tiempo para nuestra comunidad vendrá dado por una bajada notable de temperaturas máximas y mínimas la semana que viene, aunque con esto no quiero decir que nos quedemos muertos de frío, sino simplemente que estarán dentro de la media para un mes de octubre«, concluye el meteorólogo aficionado.