La huelga de estudiantes consigue vaciar las aulas de los institutos públicos

Los estudiantes pasaron ayer una ‘noche en verde’ en el vestíbulo de las facultades de Psicología y Ciencias de la Educación. En diversas charlas a lo largo de la madrugada se abordaron temas relacionados con la educación. Y en un taller de pancartas elaboraron las que hoy llevarán en la manifestación/
Los estudiantes pasaron ayer una ‘noche en verde’ en el vestíbulo de las facultades de Psicología y Ciencias de la Educación. En diversas charlas a lo largo de la madrugada se abordaron temas relacionados con la educación. Y en un taller de pancartas elaboraron las que hoy llevarán en la manifestación

El paro, que continúa hoy con una manifestación por el Centro, tuvo en cambio una incidencia muy irregular en la Universidad

FRANCISCO GUTIÉRREZ

Sin datos oficiales por parte de la Consejería de Educación, el seguimiento de la jornada de huelga de ayer fue muy mayoritario en los institutos malagueños, según la información facilitada por los propios directores consultados por SUR, que cifraron el paro entre un 80 y 90 por ciento en casi todos los casos. No secundaron la protesta los centros privados. Desde el Sindicato de Estudiantes, convocante de estas dos jornadas de movilización, se calculó un seguimiento del 80 por ciento. El paro en la enseñanza continúa hoy jueves. Al mediodía está convocada una manifestación, que recorrerá la capital desde el edificio de Servicios Múltiples al Rectorado de la UMA, en el Paseo del Parque. Por la tarde también hay prevista una concentración, en este caso convocada por Málaga por la Educación Pública, en la plaza de la Marina a las 18.30 horas.

Lomce y 3+2

Los estudiantes protestan con huelga, encierros y manifestación contra la Lomce y las carreras de tres años (más dos de máster). Convocada por el Sindicato de Estudiantes, está apoyada por organizaciones sociales y partidos de izquierda.

A la huelga estaban convocados más de 75.000 estudiantes malagueños de Secundaria (tercero y cuarto), Bachillerato y Formación Profesional, así como los 40.000 universitarios. Los estudiantes de primero y segundo de ESO no tienen permitido faltar a clase. De esta manera, la huelga podría ser secundada por más de 115.000 alumnos en los diferentes niveles educativos, desde Secundaria a la universidad.

El seguimiento durante el día de ayer fue generalizado en los institutos, con una incidencia de entre el 80 y el 90 por ciento en IES como Huelin, Litoral o Rosaleda. En algunos casos también faltaron a clase alumnos y alumnas de primero y segundo de la ESO, aunque los centros advirtieron a los padres de la asistencia obligatoria de estos estudiantes. En el Ben Gabirol también el seguimiento fue importante, casi del 90 por ciento de los alumnos, aunque menor entre los de segundo de Bachillerato, que dentro dos meses tienen las pruebas de selectividad. En los institutos privados consultados, en cambio, la normalidad era la tónica general.

Universidad

En la Universidad, donde también hay convocadas dos jornadas de huelga, la incidencia ayer fue muy irregular. En algunos centros, como Derecho, Económicas o las Ingenierías, «parece un día normal», según la percepción de los encargados de conserjería. El Filosofía y Letras se estaban dando todas las clases a primera hora, aunque sin datos de cuántos alumnos habían podido faltar. En cambio, sí se notaba menos afluencia de estudiantes en Psicología. Eureka, que integra a las asociaciones de estudiantes de los centros, manifestó su apoyo a la huelga, una posición que no fue respaldada por Reforma, que apeló a la libre decisión de los estudiantes.

Hoy se espera también un seguimiento masivo de la huelga, con motivo de la manifestación convocada al mediodía. La portavoz del Sindicato de Estudiantes en Málaga, Ainhoa Serrano, agradeció el apoyo de los alumnos e hizo un llamamiento a la participación en la manifestación de hoy «para defender una enseñanza pública digna, gratuita, democrática y de calidad, sin recortes y leyes franquistas, y a la que todos los jóvenes podamos acceder en igualdad de condiciones».