El servicio de cirugía cardiaca del Clínico ha operado a más de 7.000 pacientes en 20 años

Asistentes a la rueda de prensa. /
Asistentes a la rueda de prensa.

El hospital se ha marcado el objetivo de llevar acabo anualmente entre 50 y 80 intervenciones quirúrgicas más

ÁNGEL ESCALERAMálaga

El servicio de cirugía cardiaca del Hospital Clínico Universitario está de celebración con motivo de cumplir sus 20 años de funcionamiento. Desde 1996 hasta la actualidad, más de 7.000 pacientes con dolencias del corazón han sido operados, 400 el año pasado. A pesar de la complejidad de la mayoría de esas intervenciones, el Clínico tiene una tasa de mortalidad total que ronda el 5 por ciento, lo que le supone estar por debajo de la media española. En el caso de las operaciones de coronarias que se le practican al paciente sin pararle el corazón, la mortalidad es inferior al 2 por ciento.

El objetivo del servicio de cirugía cardiaca del Clínico es aumentar el número de operaciones (de 50 a 80 más al año) para reducir el tiempo de espera de los pacientes hasta que pasan por un quirófano. Ahora ningún enfermo aguarda más de 180 días, que es el plazo tope fijado en el decreto de garantías de la Consejería de Salud, ha dicho este viernes el coordinador del servicio de cirugía cardiaca del hospital, José María Melero. La meta que se han fijado es bajar a 90 días el tiempo máximo que esperen los pacientes. Para lograrlo, se quiere incrementar el número de sesiones de quirófanos. En estos momentos, hay 80 pacientes en lista de espera.

A la rueda de prensa convocada para exponer los datos y los resultados de este servicio desde que comenzó a funcionar en 1996 han acudido el gerente de los hospitales públicos de Málaga, José Luis Doña; el director médico del Clínico, José Antonio Medina; el director de la unidad de gestión clínica de corazón, Eduardo de Teresa, y el mencionado, José María Melero. También han estado presentes los especialistas en cirugía cardiaca y fundadores de este servicio, Eduardo Olalla y Miguel Such, y el anestesiólogo Manuel Rubio. El servicio se puso en marcha con José Miguel Laín como gerente del hospital.

Doña ha destacado el esfuerzo y la dedicación de los profesionales de la sanidad pública malagueña para mejorar la atención asistencial de sus pacientes y ha felicitado al equipo de cirugía cardiaca del Clínico por los logros alcanzados a lo largo de estas dos décadas.

De las más de 7.000 operaciones quirúrgicas realizadas, unas 3.000 fueron a pacientes con problemas valvulares y otras 3.000 a enfermos con afectación coronaria. Asimismo, se atendieron más de 1.265 urgencias quirúrgicas relacionadas con esta especialidad.

Por su parte, el doctor de Teresa ha dicho que «la mejora en los resultados de morbimortalidad han constituido un objetivo prioritario en esta área del hospital, consiguiendo en 20 años la reducción de los índices de mortalidad de las intervenciones cardiacas por debajo de los estándares nacionales».