"He perdido a mi bebé de ocho meses y a mi hermana"

Enga, la madre del bebé desaparecido. /
Enga, la madre del bebé desaparecido.

Enga ha sido una de las supervivientes del naufragio de ayer de una embarcación frente a la Costas de Málaga. Salvamento Marítimo ha dado por concluidas las labores de búsqueda de 35 inmigrantes desaparecidos

JUAN CANOMálaga

El policía le pregunta su nombre y ella lo escribe, con dificultad, sobre un papel. Se llama Enga, tiene 26 años y es de Camerún. «Pregúntale si le duele la pierna», le dice un voluntario de Cruz Roja a un periodista que actúa como improvisado intérprete por sus conocimientos de francés. «Me duele todo», responde una de las 15 supervivientes de una patera que naufragó este jueves frente a las costas de Málaga. Ni siquiera la manta térmica con la que intentan abrigarla en la ambulancia le quita el temblor de las manos. «He perdido a mi bebé de ocho meses y a mi hermana», dice Enga mientras entrega el papel a un agente, que se interesa permanentemente por su estado.

Noticias relacionadas

La embarcación, una neumática de seis metros de eslora, con capacidad comercial para media docena de personas, viajaba cargada con 54 inmigrantes, 39 de los cuales desaparecieron en el mar cuando el suelo cedió bajo sus pies. Un helicóptero del buque de la Armada colombiana ARC 7 de agosto, que colabora en el operativo de búsqueda, localizó este jueves por la tarde los cadáveres de cuatro hombres, de entre 20 y 30 años, cerca del lugar donde había naufragado la patera la noche anterior.

Las alarmas saltaron a las 15.20 horas del miércoles, cuando el Centro de Salvamento Marítimo en Almería recibió la llamada de una cooperante de una ONG que informaba de la salida de una patera desde una playa situada a dos kilómetros de Alhucemas (Marruecos) la madrugada del martes al miércoles. «Estuvimos buscando toda la tarde y toda la noche sin éxito», explica Nicolás Uribarren, capitán de la Guardamar Polimnia, este jueves por la mañana, a las 12.21 horas, según anotó en su cuaderno, el avión Cóndor II avistó la patera, que se encontraba «sin plano inferior (suelo)», a 52 millas unos 90 kilómetros al sur de Málaga y 39 de la costa de Alhucemas. «Estábamos relativamente cerca. Al llegar, nos encontramos con 15 personas encaramadas a lo que quedaba de la embarcación», relata el capitán que, con ayuda de su tripulación, los rescató.

Los supervivientes, dos mujeres y 13 hombres, tienen entre 19 y 40 años y proceden principalmente de Camerún y Mali. Al subir a la lancha de Salvamento, relataron a los marineros que la embarcación en la que viajaban naufragó entre las dos y las cuatro de la madrugada del miércoles al jueves a causa del oleaje. Primero perdieron el motor y, después, la zodiac se desfondó. «Esa noche hubo mala mar, entre 25 y 30 nudos (55 kilómetros por hora) de viento», recuerda Uribarren. Los 54 pasajeros de la patera ceste jueveson al agua y sólo 15 pudieron asirse a los restos que quedaron de ella para mantenerse a flote. «Entre los desaparecidos había dos bebés, hijos de las dos mujeres rescatadas», revela el capitán.

RECORRIDO

Salida. La embarcación zarpó la noche de martes de una playa a dos kilómetros de Alhucemas
Naufragio. Fue localizada a 52 millas al sur de Málaga

La lancha de Salvamento Marítimo arribó al puerto de Málaga a las 16.15 horas de este jueves con los supervivientes a bordo. Primero descendieron las mujeres Enga fue la segunda en bajar y, después, los hombres, asistidos por una quincena de voluntarios y sanitarios en las cuatro ambulancias que la Cruz Roja desplegó en el muelle 3, a escasos metros de la desembocadura del muelle 1 en la ciudad, por donde desfilaban legiones de turistas que habían desembarcado de los cinco cruceros que este jueves hicieron escala en la capital. «Todos se encuentran en buen estado, aunque presentan cuadros de hipotermia, hipoglucemia o tensión baja», explicaba el portavoz de Cruz Roja en Málaga, Julio Pulido. «Tienen dolores y malestar general. Las dos mujeres están un poco peor, sobre todo desde el punto de vista anímico. Todos preguntan dónde están sus familiares». Siete de los supervivientes fueron trasladados a centros sanitarios de la ciudad para ser asistidos, mientras que los otros ocho fueron conducidos a comisaría para iniciar el procedimiento de devolución a sus países de origen.

Anoche, la Salvamar Alnitak se dirigía al puerto de Málaga con los cadáveres de cuatro inmigrantes localizados en el mar. Al cierre de esta edición, el operativo de búsqueda, en el que además de los medios españoles, participaron el helicóptero del buque de la Armada portuguesa Don Franisco de Almeida y el de la Armada islandesa Tyr/Tfga, se suspendió por falta de luz. La previsión de las autoridades era retomarlo este mismo viernes por la mañana con la esperanza de encontrar a algún superviviente más, ya que, según los testimonios de los inmigrantes que fueron rescatados, varios de los desaparecidos durante el naufragio llevaban chalecos salvavidas.