Doce detenidos por el cultivo a gran escala de marihuana en la provincia de Málaga

Una de las plantaciones encontradas en una de las viviendas registradas. /
Una de las plantaciones encontradas en una de las viviendas registradas.

La organización contaba con una amplia red de viviendas unifamiliares con sofisticados sistemas de producción en distintos municipios. La Guardia Civil se ha incautado de 3.500 plantas de cannabis y 25 kilos de marihuana dispuesta para su venta

SUR

La Guardia Civil ha desarticulado en Málaga una organización criminal dedicada al cultivo intensivo de marihuana a gran escala. En la operación, bautizada como 'Torremuelle', se han detenido a 12 supuestos integrantes de este grupo criminal. Entre ellos, la persona que suministraba el material y los productos relacionados con este tipo de cultivos tenía un establecimiento de venta de productos para cultivos alternativos, , según una nota remitida por la Guardia Civil.

Además, se han realizado ocho registros domiciliarios en Mijas, Benalmádena y Alhaurín de la Torre donde se han aprehendido más de 3.500 plantas de "cannabis sativa" en avanzado estado de crecimiento, 25 kilogramos de marihuana seca envasada y lista para su venta, dinero en metálico, siete vehículos, diferentes terminales de telefonía móvil, una gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible los cultivos, material valorado en más de 150.000 euros.

La operación se inició el pasado mes de noviembre cuando los agentes detectaron en la provincia de Málaga un grupo organizado que se dedicaba al cultivo masivo de cannabis y que disponía de una amplia red de centros de producción en diferentes municipios. Estos centros de producción se encontraban en viviendas unifamiliares alejadas unas de las otras, dispersas en varias localidades y funcionaban de forma autónoma como medida de seguridad para que en caso de ser descubierto uno el resto pudiera seguir fabricando y distribuyendo.

En todas las viviendas, la organización tenía "enganchada" de forma fraudulenta el fluido eléctrico necesario para el mantenimiento de este tipo de plantaciones interiores. En algún caso, llegaron a construir un túnel bajo la vía pública desde una de las viviendas hasta el centro de cableado general que suministra electricidad a urbanizaciones enteras de la zona para, de esta forma, no alertar a las compañías de suministro por el alto consumo.

Esta organización se encontraba en vías de expansión y estaba habilitando un nuevo chalé en una urbanización de Benalmádena, donde los agentes tenían localizadas también otras dos viviendas unifamiliares que la organización utilizaba para el cultivo y el secado de la droga.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga. Los detenidos fueron puestos a disposición Judicial decretando el ingreso en prisión para ocho de ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos