Abdeslam Lucena, el último escollo de Bendodo

Lucena, a la izquierda, junto a Bendodo en un acto con bomberos del consorcio./
Lucena, a la izquierda, junto a Bendodo en un acto con bomberos del consorcio.

Tras romper lazos con Juan Martín Serón en Alhaurín el Grande y Francisco Salido en Benalmádena, al presidente del PP y la Diputación le queda sobre la mesa la patata caliente de decidir qué hacer con el alcalde de Benamocarra y diputado provincial, uno de sus fichajes

ANTONIO M. ROMERO

A seis meses de las elecciones municipales de 2015 y en un clima político donde la ciudadanía exige contundencia a los partidos ante los casos de corrupción y nepotismo que les salpican, en los últimos quince días Elías Bendodo, presidente del PPde Málaga y de la Diputación, ha resuelto dos patatas calientes que tenía sobre la mesa. El pasado 5 de noviembre, el líder popular rompió definitivamente los lazos con Juan Martí Serón ante el regreso de éste como regidor tras su condena de un año de inhabilitación y dio de baja a los concejales populares en Alhaurín el Grande que lo apoyaron. Esta misma semana, respaldó la decisión de la regidora de Benalmádena, Paloma García Gálvez, de destituir Francisco Salido, el líder del partido independiente UCB y el socio de gobierno que dio a los populares la Alcaldía de esta ciudad.

Tras desprenderse de estos incómodos compañeros de viaje, a Bendodo le queda aún sobre la mesa un escollo que solventar. Se trata del futuro político de quien fuera uno de sus fichajes en las elecciones municipales de 2011: Abdeslam Lucena, el actual alcalde de Benamocarra y diputado provincial de Servicios Intermunicipales y del Consorcio Provincial de Bomberos, condenado, en sentencia no firme, a seis meses de prisión y un año de suspensión para cargo público por los delitos de injurias, calumnias, desobediencia y malversación.

Los grupos de la oposición en la Diputación llevan meses pidiendo a Bendodo que declare la incompatibilidad de Lucena y lo destituya. En el último pleno el PSOE anunció que iba a llevar a la Fiscalía al presidente de la institución y a los diputados de su equipo de gobierno por un presunto delito de prevaricación, aunque hasta ahora la amenaza de los socialistas no se ha llevado a cabo.

Recurso judicial

Tampoco Elías Bendodo se ha atrevido a tomar , por el momento, una decisión. Este espinoso asunto se ha ido dilatando en el tiempo provocando continuos enfrentamientos entre el PP y los grupos de la oposición de PSOE y IU.

La Junta Electoral Central, a la que se elevó una consulta sobre si debía declararse la incompatibilidad, declaró que el único competente para tomar esta decisión es el pleno provincial; la secretaria general de la institución emitió un informe en esa línea donde expresaba la única duda de si la suspensión para cargo público debía ser «temporal o definitiva» y a este respecto se solicitó una aclaración al Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local, del que aún no se sabe nada; sobre la mesa se pusieron otros informes jurídicos contradictorios entre sí sobre la decisión que se debía adoptar en este caso. Asimismo, se está a la espera de conocer la sentencia judicial al recurso presentado por el alcalde y diputado provincial Abdeslam Lucena.

En este último caso, si la resolución judicial confirma una condena puede provocar que Elías Bendodo mueva ficha políticamente. A tenor de los últimos acontecimientos con Martín Serón y Salido no sería descartable que el líder popular tomara una decisión en la misma línea de distanciarse de Lucena. En las filas del PPalgunas voces son partidarias de romper con el regidor de Benamocarra.