Las cerca de seis mil plazas de funcionario animan a los opositores a retomar los estudios

Alumnos en una academia de la capital. /
Alumnos en una academia de la capital.

Educación y Sanidad copan la oferta de empleo público, con exámenes a lo largo de todo el año 2015

FRANCISCO GUTIÉRREZ

En la puerta de la Biblioteca Pública en la Avenida de Europa Sara, Victoria y Julián toman el aire en una mañana fría. Con un café de máquina charlan «el tiempo que dura el cigarrillo» que se está fumando una de ellas. No pueden permitirse mucho más tiempo de descanso. «Esto ya va en serio», dice una de ellas. Cuando conocen que ese mismo día en el periódico vienen anunciadas más plazas en este caso para el sector sanitario no pueden ocultar su alegría, aunque no sea su especialidad. «Este año por fin se han convocado un número de plazas importante, señala Victoria, que acabó Educación Primaria hace unos años y que ya se presentó en una anterior convocatoria, aunque sin suerte. «Era mi primera oposición, y la verdad es que no había casi plazas», recuerda. Hace dos años salieron casi 600 plazas para profesores de Infantil y Primaria (incluidas Educación Física, Inglés y otras materias), de las que 80 fueron para Primaria. «Este año son 100, sólo 20 más, que cuando se reparten entre todos los tribunales de Andalucía quedan en dos o tres plazas por tribunal, con suerte», asegura.

Sara, que se quedó en el Bachillerato, está estudiando para una plaza que ha sacado el Ayuntamiento de Málaga. ¿Merece la pena el esfuerzo para una plaza? «Sé que no voy a ser la primera, pero si apruebo puedo entrar en la bolsa de trabajo», afirma.

Para este próximo año la Consejería de Educación ha convocado 1.229 plazas, pero de ellas 175 son para catedráticos de Música y Artes Escénicas y otras 54 plazas para inspectores. De esta manera, los nuevos puestos de funcionarios quedan en unos mil.

La importante reducción de 2013 y 2014 se debió a que el Gobierno ordenó que la tasa de reposición de trabajadores de la administración (nuevos puestos para cubrir bajas por jubilaciones, muertes, renuncias o pérdida de la condición de funcionario) no superara el 10 por ciento, es decir, diez nuevos funcionarios por cada cien bajas. Para este próximo año 2015 la tasa de reposición se ha fijado en el 50 por ciento para docentes o sanitarios. Policía local, fuerzas armadas, bomberos o funcionarios para la lucha contra el fraude podrán alcanzar el cien por cien.

Cuando no existía esta limitación legal se convocaron 3.796 plazas (2011), 6.009 (2009) y 7.000 (2007) sólo en Educación. «No creo que volvamos a esas cifras, me temo que la tasa de reposición del 50% ha llegado para quedarse por mucho tiempo», señala Jesús Ayala, director de la academia del mismo nombre.

Sanidad

El otro gran grueso de plazas de empleo público se encuentra en el área sanitaria. De los años 2013 y 14 están pendientes por convocar pruebas para cubrir 1.407 plazas (881 en turno libre y 526 por promoción interna, en este caso concurso-oposición (tiene en cuenta también la experiencia profesional). Y en la oferta de 2015 se suman 1.003 plazas de turno libre y 610 de promoción interna. Del to