Heredia: "El PSOE abre un nuevo tiempo político y sale a ganar con sus candidatos para las municipales"

Miguel Ángel Heredia, esta mañana, junto a los candidatos socialistas. /
Miguel Ángel Heredia, esta mañana, junto a los candidatos socialistas.

El secretario general de los socialistas en Málaga se ha reunido esta mañana con los cabezas de cartel de las localidades de más de 20.000 habitantes

EUROPA PRESS

El secretario general del PSOE de Málaga y del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, Miguel Ángel Heredia, ha asegurado, tras mantener este sábado una reunión con los candidatos socialistas de las localidades mayores de 20.000 habitantes de la provincia, que con estos cabezas de cartel para las elecciones municipales de 2015 "abrimos un nuevo tiempo político y salimos a ganar".

"Queremos hacer la foto de los hombres y mujeres socialistas que van a construir una nueva mayoría en las grandes ciudades de la provincia", ha afirmado Heredia, al tiempo que ha subrayado que el PSOE sale "a construir mayorías sociales" y representa "la alternativa en positivo". "Salimos con una clara vocación de gobierno y de alternativa", ha declarado.

A los candidatos socialistas, según Heredia, "les toca inaugurar la nueva política en esos ayuntamientos y defender proyectos de ciudades que se preocupen de crear empleo, de dar oportunidades de vida a la gente, de cambiar nuestro modelo productivo y de hacer ciudades de progreso para todos".

"Los socialistas queremos ciudades con oportunidades para la gente, vivan donde vivan; con derechos de ciudadanía; defendemos una carta de derechos de ciudad, que son los derechos de la igualdad", ha manifestado el líder del PSOE malagueño.

Heredia ha hecho hincapié en que estos candidatos socialistas de los municipios mayores de 20.000 habitantes de la provincia de Málaga "ejercen el servicio público con proximidad, cercanía y empatía".

"Son ejemplo del nuevo tiempo", ha indicado, pidiéndoles "proximidad", de modo que "conviertan a la persona en el centro de sus decisiones". Así, ha defendido ciudades "para la vida y no para la explotación; ciudades acogedoras, con espacios públicos de ocio, abiertas, limpias y verdes".

Y también, ha agregado, "con oportunidades", por lo que ha abogado por "planes de empleo para las capas sociales más golpeadas por la crisis, como está haciendo la Junta de Andalucía mediante la transferencia de recursos a los ayuntamientos".

Ha apostado, además, por que los ayuntamientos concentren sus esfuerzos en medidas para fomentar la contratación y el empleo. "Las grandes ciudades pueden hacer mucho en este sentido, mucho más de lo que hacen los actuales equipos de gobierno", ha expuesto.

"Los socialistas vamos a gobernar con la ciudadanía, de la mano de ella y para la ciudadanía; hemos tomado nota de lo que pide la calle y de los errores; así que en este cambio de tiempo nosotros miramos al futuro", ha resaltado.

Los socialistas malagueños han reunido este sábado a sus candidatos en los municipios mayores de 20.000 habitantes: ocho hombres y siete mujeres.

Los candidatos

De ellos, ocho encabezarán la lista en sus municipios por primera vez: Micaela García, en Alhaurín de la Torre; Inmaculada Agüera, en Coín; Antonio Moreno Ferrer, en Vélez-Málaga; Teresa Valdenebro, en Ronda; Javier Duque, en Antequera; Jorge Gallardo, en Cártama; Rosa María Arrabal, en Nerja, y Víctor Navas, en Benalmádena.

Por su parte, repetirán María Gámez, en Málaga capital; Encarnación Anaya, en Rincón de la Victoria; José Ortiz, en Torremolinos; Javier García León, en Fuengirola; Fuensanta Lima, en Mijas; José Bernal, en Marbella, y David Valadez, en Estepona.

La candidata socialista en Málaga capital ha subrayado que "somos la única alternativa creíble y con experiencia de gobierno a un proyecto que pertenece al pasado, a la vieja política". Más aún, ha incidido en que "el proyecto socialista es el de la generación de cambio y del cambio necesario".

Tal y como ha afirmado, aspira a que Málaga sea "una ciudad participativa, cívica y comprometida con los valores de la igualdad". "El Ayuntamiento debe garantizar la cohesión social, medioambiental y económica", ha opinado.

Así, ha dejado claro que "una ciudad pujante y con expectativas es compatible con una ciudad protectora, con una fiscalidad ajustada a los ingresos de los ciudadanos, con espacios de convivencia limpios y cuidados, descentralizada y con distritos que tengan capacidad de gestión para resolver los problemas reales de la gente". "Quiero una Málaga visitable, pero habitable, culta y verde", ha concluido.