La rectora quiere retomar en este curso el traslado de la Facultad de Económicas a Teatinos

La rectora, en un acto con estudiantes./
La rectora, en un acto con estudiantes.

De la Calle se muestra partidaria de un uso «ciudadano y académico» para los edificios que queden libren en el campus de El Ejido

FRANCISCO GUTIÉRREZ

La rectora de la Universidad, Adelaida de la Calle, cree que ha llegado el momento de abordar el traslado de Económicas al campus de Teatinos. Y esto en un año en el que justo este centro celebra su medio siglo de existencia. El progresivo traslado de escuelas técnicas y facultades a Teatinos ha dejado el campus de El Ejido con Económicas, Arquitectura y Bellas Artes, además del pabellón de gobierno del Rectorado, como únicos ocupantes de este amplio espacio urbano. «Imagino que durante este año se puede ir trabajando en el proyecto de su traslado, para dentro de dos años poder empezar con la construcción de la nueva facultad en Teatinos», aclaró De la Calle tras el acto de bienvenida a los alumnos erasmus que han llegado a la UMA.

Y es que, con el tiempo, Económicas también tendrá que encontrar su espacio en el nuevo campus, de manera que se haga realidad el viejo proyecto de campus único, aunque en Teatinos aún faltan infraestructuras importantes, como los colegios mayores o el propio edificio administrativo.

El uso que se debe dar a estos espacios que queden libres una vez culmine el proyecto de campus único centrará la discusión y negociaciones en los años próximos. Son muchos metros cuadrados de superficie en pleno centro de la ciudad y requerirá de una actuación urbanística específica.

Lo que sí parece claro es que la Facultad de Bellas Artes y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura seguirán en El Ejido, dado el «componente urbano» de estos estudios, señaló la rectora. Estos centros ocupan lo que era el edificio de industriales, mientras que el que fue sede de Informática, que también da como el anterior a la plaza de El Ejido, está siendo utilizado por Económicas, donde ha trasladado algunas de sus aulas, así como el aula de mayores. De momento, han quedado desocupados los barracones de Económicas y el pabellón de gobierno adjunto.

Convenio regulador

La Universidad y el Ayuntamiento tienen firmado un convenio que regula el destino de estos espacios públicos una vez queden libres del uso académico. Ambas administraciones deben buscar, indicó la rectora, un uso «ciudadano y universitario», por lo que avanzó que pueden convertirse en bibliotecas y centros culturales, algo de lo que, avanzó, «estamos hablando en estos momentos».

Cuando comenzó a abordarse el campus único de Teatinos, ya el Ayuntamiento aprobó una moción, en 2007, en la que se acordó el uso sociocultural de estos terrenos. Se habló entonces de destinarlos a residencias, guarderías y un centro cultural para el barrio.