Detenido por perseguir con un cuchillo jamonero al que creía amante de su ex

El arrestado, de unos 60 años, se enfrentó a varios miembros de la familia de la víctima y supuestamente le rajó las ruedas al coche de uno de ellos

JUAN CANOMálaga

Los vecinos cerraban puertas y ventanas a su paso. Un hombre de unos 60 años sembró el pánico en Totalán tras recorrer varias calles del pueblo armado presuntamente con un cuchillo jamonero de grandes dimensiones. Iba buscando a alguien: el supuesto amante eso cree él de su expareja. Al final, fue detenido por agentes de la Guardia Civil.

La secuencia de los hechos arranca el miércoles por la tarde. El arrestado, al que le consta al menos un antecedente policial, supuestamente comenzó a buscar por el pueblo a un hombre convencido de que está saliendo con su exmujer, de la que, al parecer, se separó recientemente tras cinco años de relación. No obstante, convivían en el mismo inmueble para, según vecinos, compartir los gastos del alquiler.

Primero encontró a la madre del hombre al que perseguía, con la que tuvo un enfrentamiento, y al cabo de un rato dio con él. Estaba en un bar, tomando una cerveza. El ahora arrestado se presentó en la puerta del local y supuestamente comenzó a increparlo e insultarlo, pidiéndole que saliera a la calle. «Él estuvo a punto, pero lo convencimos entre todos los que estábamos allí para que no lo hiciera», explica un testigo.

Un camarero salió a la calle y trató de que el individuo depusiera de su actitud y se marchara. Lo hizo, pero se dirigió a la puerta de la casa de su enemigo. Según las fuentes consultadas, le rajó las cuatro ruedas al coche del padre del que creía amante de su expareja, lo que originó una nueva trifulca, en esta ocasión, con la hermana de éste.

La sala del 062 de la Guardia Civil recibió una llamada de un vecino que alertaba de la situación. Dos patrullas del cuartel de Rincón de la Victoria se desplazaron a Totalán. Fueron directamente al domicilio del sospechoso, que en esos momentos se encontraba discutiendo acaloradamente con su ex. La mujer, de unos 40 años, presentaba una lesión leve en la cara, ya que, supuestamente, le había dado un golpe e incluso le rompió las gafas.

Los agentes detuvieron al sujeto por los presuntos delitos de amenazas graves y violencia de género, y lo trasladaron al cuartel de Rincón para instruir las diligencias del caso.