Oncólogos descubren nuevas terapias contra el cáncer de mama

Emilio Alba. /
Emilio Alba.

El Hospital Clínico de Málaga lidera un estudio que consigue aumentar las tasas de supervivencia en los enfermos

JUAN SOTOMálaga

Los oncólogos han abierto una puerta a la esperanza a los pacientes que padecen cáncer. Ylo hacen gracias a la presentación de diferentes fármacos que permiten aumentar las tasas de supervivencia en los pacientes que padecen un tumor de mama. Gracias a las nuevas técnicas utilizadas, los pacientes podrían vivir más tiempo y en mejores condiciones.

Abandonos por culpa de los efectos secundarios

Los efectos secundarios de los fármacos para combatir el cáncer no son aprobados por todos los pacientes. Según una encuesta europea realizada entre casi 8.000 pacientes de cáncer de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España, el 7 por ciento de los enfermos interrumpen su tratamiento por los efectos secundarios. El sondeo, recogido por los propios oncólogos mediante un cuestionario, refleja que los cánceres con mayor tasa de interrupción del tratamiento coinciden con los tumores más prevalentes. Así, el 22 por ciento que lo dejan tenían cáncer de mama, el 14 % colorrectal y el 13 por ciento de pulmón.

Uno de los estudios más importantes, liderado por el Hospital Clínico de Málaga, permite aumentar en 15 meses la vida de las pacientes con el tumor HER2 negativo (variedad que sufren el 80% de los pacientes). En concreto se trata de una nueva forma de utilizar el tratamiento antiangiogénico bevacizumab (Avastin) que ayuda a mejorar el control de la enfermedad al triplicar la supervivencia libre de progresión. En el hospital malagueño se ha tratado a 19 pacientes con este nuevo sistema.

Emilio Alba, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, valora muy significativamente los resultados obtenidos y asegura que los resultados han sido mejores incluso que las previsiones iniciales. «Estamos ante un estudio muy relevante; es la primera vez en mucho tiempo que obtenemos un aumento de la supervivencia de esta magnitud en los pacientes», dijo.

En este congreso médico, en el que participan 20.000 oncólogos de toda España, también se ha presentado otro estudio que mejora la vida de las pacientes con HER2 positivo con metástasis (tumor que representa entre el 15 y el 20% del total). Gracias a un estudio en el que han participado 250 centros de 19 países, se ha logrado demostrar la utilidad de un nuevo fármaco que permite aumentar la supervivencia global de una media de 40,8 meses a 56,5, logrando 15,7 meses más de vida.

El tratamiento añade un nuevo principio activo, pertuzumab, al actual, con trastuzumab y quimioterapia. En junio pasado, el Ministerio de Sanidad autorizó la financiación de este nuevo medicamento, comercializado por Roche, para combinarse con los otros fármacos. «La mejora de la supervivencia observada en el estudio Cleopatra de cerca de 16 meses no tiene precedentes en otros sobre cáncer de mama metastásico; los resultados son increíblemente útiles para los pacientes», ha señalado la autora principal del trabajo, la doctora Sandra Swain, del Washington Hospital Center, de Estados Unidos.

La doctora Eva Ciruelos, oncóloga del hospital 12 de Octubre de Madrid, ha señalado: «Estamos ante cifras de supervivencia prácticamente inéditas; hay patologías no oncológicas en las que esa tasa se aproxima a lo que revela este estudio».