La cifra anual de muertos en carretera baja de 104 a 25 en la última década

La instalación de más radares y controles de velocidad ha provocado el descenso en el número de fallecidos. /
La instalación de más radares y controles de velocidad ha provocado el descenso en el número de fallecidos.

El descenso se atribuye a la implantación del carnet por puntos ya un mayor control en todas las vías

IVÁN GELIBTER

La forma en la que los ciudadanos se comportan cuando están en sus vehículos ha cambiado en el paso de estos últimos diez años, y a la vista de un informe emitido por la Dirección General de Tráfico, éste ha sido para mejor.

Según el estudio citado y otros datos más a los que este periódico ha podido tener acceso, los fallecidos en la provincia de Málaga en accidentes de tráfico en cualquier tipo de vehículo y de vía en 2004 fueron 104 personas. Aunque el último dato completo que existe es el de 2013 (con 25 fallecidos), en lo que va de 2014 este número ha bajado a los 16 hasta el mes de agosto incluido. Tal y como ha afirmado la directora provincial de Tráfico, Trinidad Hernández, las causas hay que encontrarlas en la implantación del carnet por puntos y una mayor prevención de los accidentes, tanto en lo referente a la educación vial como a aquellas medidas relacionadas con la seguridad, entre las que sobresale la instalación de más radares y controles de velocidad. Todo este conjunto de actuaciones, cree Hernández, también han incidido en la responsabilidad de los conductores, «más concienciados de este problema social que hace algunos años».

La velocidad, el alcohol y las drogas, causas principales de accidentes

Aunque los datos registrados son muy positivos, las causas de los accidentes siguen siendo las mismas con el paso del tiempo, destacando la velocidad excesiva así como el consumo de alcohol y drogas al volante.

La velocidad inadecuada estuvo presente en el 11 por ciento de los accidentes con víctimas ocurridos en 2012, y este porcentaje se eleva al 18 cuando el accidente con víctimas sucede en vía interurbana. En el caso de los accidentes mortales, en un 23,5 de ellos se apreció que la velocidad fue un factor concurrente en el accidente, siempre según el informe de 2013 de la Dirección General de Tráfico.

Conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, alcanzando un porcentaje del 17 por ciento de los conductores españoles. Aparte del alcohol, casi un 11 por ciento de conductores se ponen al volante tras haber consumido alguna sustancia (drogas de abuso) que pueden afectar la capacidad para una conducción segura. El cannabis (THC) y la cocaína son las dos sustancias más frecuentemente halladas. El consumo simultáneo de sustancias, que se ha demostrado como un comportamiento de extremo riesgo vial, es comparativamente frecuente en España, alcanzando frecuencias en torno al 2 por ciento de los conductores aleatoriamente seleccionados.

La evidencia muestra que este descenso de mortalidad es muy elevado, pero dicha bajada ha sido escalonada a lo largo de estos últimos diez años. En un informe emitido por la DGT el año pasado, este mostraba las cifras totales de la provincia desde 2008: en este año los fallecidos fueron 93, en 2009 sufrió un importante descenso hasta los 69, 66 en el año 2010, 43 en 2011 y 40 en el período referente a 2012. Cabe destacar que solo en espacio de tiempo, en la provincia se han instalado los radares de las Pedrizas, El Palo, Benajarafe o Mijas (en ambos sentidos), así como los urbanos de Málaga capital o Marbella.

Consonancia nacional

La evolución de las cifras de fallecidos en España por accidente de tráfico con víctimas, desde que se mantienen estadísticas, muestra a partir del año 1965 una tendencia general ascendente hasta alcanzar un máximo en el año 1989, en el que se notificaron 9.344 fallecidos. Desde entonces el número de fallecidos ha ido disminuyendo de manera más o menos acusada hasta alcanzar el mínimo documentado en este informe de la DGT publicado en 2013, con 1.903 fallecidos (2012), tendencia similiar a la registrada en la provincia de Málaga.

Respecto a los fallecidos, este documento destaca que durante el último año analizado en el territorio español, el 76 por ciento eran varones, el 51 tenían 45 años de edad o más, el 46 estuvieron implicados en un accidente como ocupantes de un turismo, el 76 tuvo un accidente en vía interurbana y en concreto, un 79 por ciento de estos accidentes se produjo en vías secundarias. El 61 por ciento de los fallecidos eran conductores y el 20 peatones. El 65 por ciento de los accidentes donde falleció al menos una persona sucedieron en días laborables y, en un 63 por ciento de estos, el accidente fue entre las 8 de la mañana y las 8 de la tarde. El 35 de las víctimas mortales fallecieron en un accidente por una salida de la vía. En 2012, los fallecidos en accidentes de tráfico en España se distribuyen de manera uniforme a lo largo de los días, semanas y meses. El número medio diario de fallecidos fue de 5,2, concretamente 3,9 fallecidos en vías interurbanas y 1,2 en urbanas.

Pese a estos buenos datos en Málaga, Andalucía registró también unas estadísticas positivas. El cómputo total de fallecidos en 2003 fue de 859, mientras que ya en 2012 este número fue de 295, es decir, una variación interanual de más del 11 por ciento, exactamente dentro de la media de todo el territorio nacional.