Fomento aumentará los fondos para mejorar el servicio del Melillero

Fomento lleva desde principios de este año intentando renovar el servicio del Melillero./
Fomento lleva desde principios de este año intentando renovar el servicio del Melillero.

El concurso para contratar a una naviera que cubra la línea entre Málaga y Melilla ha quedado desierto en dos ocasiones

IGNACIO LILLOMálaga

En dos ocasiones, desde principios de año, ha intentado sin éxito el Ministerio de Fomento contratar a una naviera para que cubra el servicio marítimo regular entre los puertos de Málaga y Melilla. Hasta ahora, con los precios ofertados las compañías no lo han considerado rentable, y lo han dejado desierto. El Gobierno prevé una tercera convocatoria a finales de septiembre, que llevará aparejada una subida todavía no anunciada de la dotación presupuestaria para este fin.

Así lo avanzó ayer el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, quien mantendrá en los próximos días un contacto con responsables de Fomento para conocer los detalles. Sí dijo que esta cifra será asumida por la Administración General del Estado, y mostró su confianza en que ello pueda hacer que el contrato marítimo sea «más sugestivo» para los operadores marítimos.

En este sentido, explicó que el pliego de condiciones está ya ultimado y pendiente de pasar por el Consejo de Ministros para su aprobación, lo cual podría ocurrir en un plazo de «tres semanas como mucho».

Más rápido y barato

«Queremos que sea más barato para los melillenses y que sea mejor», destacó el presidente melillense al recordar que precisamente las dos premisas principales de sendos pliegos anteriores era que las tarifas máximas de los billetes bajaran y aumentara la calidad del servicio, con barcos más modernos y rápidos. Estas premisas, unidas a una oferta económica deficiente, son precisamente las que tumbaron los dos intentos anteriores por adjudicarlo. Imbroda llegó a reconocer que la opción de que quedara desierto podría volver a repetirse, aunque en este caso, dijo, las empresas que operan en la actualidad seguirían haciéndolo en condiciones de libre competencia de mercado.

El dirigente puso como ejemplo el modelo de servicio que presta la naviera Armas en la línea entre Melilla y Motril, que no cuenta con apoyo público, y que es la clave por la que los ciudadanos de ambas orillas la eligen para viajar, lo que ha provocado que esta ruta haya aumentado el tráfico de pasajeros durante la Operación Paso del Estrecho (OPE), frente a las caídas de las líneas de Málaga y Almería. En el caso de la capital costasoleña, la situación se agrava tras la retirada este año del catamarán rápido, que ha operado en veranos anteriores.