Las familias de acogida evitan que 784 menores de Málaga ingresen en centros

Daniel Pérez, Alberto Peláez y Jose Luís Ruíz presentan el abanico que se repartira en la campaña de difusión./
Daniel Pérez, Alberto Peláez y Jose Luís Ruíz presentan el abanico que se repartira en la campaña de difusión.

La entidad Hogar Abierto, colaboradora de la Junta de Andalucía, realiza una campaña para la difusión del programa de familias de acogida

LORENZO RUBIOmálaga

Málaga es modelo para el resto de provincias de Andalucía en acogimiento familiar de menores. Actualmente, de los 931 menores que tienen alguna medida de protección en la provincia, el 84% (784) están acogidos por una familia. Ésto evita que los menores daban ingresar en un centro. Y para concienciar de las necesidades de estos niños, la entidad Hogar Abierto llevará a cabo durante el mes de agosto una campaña de difusión de este programa.

El acogimiento familiar es la medida más extendida en Málaga para la protección de menores, ha manifestado esta misma mañana Alberto Peláez, el presidente de Hogar Abierto. Actualmente son más de150 las familias acogedoras que no tienen ningún vínculo biológico con los menores acogidos, frente a las 500 que forman parte del entorno biológico del menor. El delegado de Gobierno, José Luís Ruíz Espejos, valora que ofrecerse para la acogida es un gran símbolo de solidaridad.

Además, el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Daniel Pérez, pone en valor la importancia de la función que cumplen estas familias, que impiden que los menores con problemas deban ir a un centro, evitando así que sean institucionalizados. También ha señalado la importancia de ampliar el número de familias con las que se cuenta ya que en los centros existen menores que son susceptibles de encontrarse en acogimiento familiar.

El programa de acogida va dirigido principalmente a niños menores de 7 años o colectivos cuyo desarrollo sería más favorable en un entorno familiar. En este aspecto, Daniel Pérez ha destacado a los menores con discapacidad física, intelectual o sensorial, los que padecen una enfermedad crónica o son portadores del VIH, y los que son un grupo de hermanos y deben ser acogidos conjuntamente.

Campaña de difusión

La campaña titulada 'El acogimiento familiar: un abanico de posibilidades' se llevará a cabo durante el mes que viene en toda la provincia de Málaga. Consiste en dar a conocer el funcionamiento de este programa a través de la distribución de 6.000 abanicos que ofrecen la información para colaborar en las acogidas y las distintas familias que pueden optar voluntariamente al programa.

Alberto Peláez ha destacado que cualquier tipo de familia puede acogerse a este programa: Una persona sola, una familia conformada y con hijos propios, o parejas de echo, independientemente de su orientación sexual. Para ello, deben ser declaradas idóneas para realizar el acogimiento, a través de un estudio que elaboran los equipos de profesionales de las instituciones colaboradoras, en el que se realizan sesiones informativas, formativas y entrevistas psicosociales.

Una vez iniciado el proceso de acogimiento, se realizará un seguimiento de la situación el menor y se dará a poyo a la familia. El periodo de acogimiento no debe durar más de 6 meses, periodo en el que se intentará localizar a algún familiar que pueda hacerse cargo del menor. Además el acogimiento familiar es incompatible con el acogimiento preadoptivo, por lo que este proceso nunca terminará en adopción.

Asimismo, el presidente de Hogar Abierto ha informado sobre la preparación de un curso de expertos en acogimiento familiar, junto con la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga, debido a que cada vez hay más sensibilización y, a pesar de la difícil situación económica, el número de familias que se ofrecen para participar en el programa de acogida está en aumento.