El PSOE de málaga arropa al nuevo líder

Conejo, Gámez y Heredia junto al busto de Pablo Iglesias durante la visita de Sánchez a Málaga
Conejo, Gámez y Heredia junto al busto de Pablo Iglesias durante la visita de Sánchez a Málaga / Fernando González
  • Pedro Sánchez obtiene una holgada victoria en la provincia, donde dobló en votos a Eduardo Madina. Miguel Ángel Heredia siguió en Madrid, en la sede de la calle Ferraz, el recuento junto al nuevo secretario general

El PSOE de Málaga ratificó ayer en las urnas lo que ya había evidenciado durante el periodo de recogida de avales para presentar candidaturas: el apoyo a Pedro Sánchez. El nuevo secretario general de los socialistas españoles cosechó en la provincia una holgada victoria frente a su principal oponente, Eduardo Madina, –al que dobló en votos– y el tercero en discordia, José Antonio Pérez Tapias.

En una jornada que transcurrió con normalidad y sin ningún incidente en los 106 centros de votación habilitados en la provincia, la militancia socialista se movilizó y el 69% de los afiliados malagueños acudió a las urnas. De ellos, seis de cada diez se decantaron por Sánchez, quien consiguió 2.732 papeletas frente a las 1.332 de Madina y los 531 votos de Pérez Tapias. El nuevo secretario general ganó en todas las grandes ciudades excepto en Fuengirola, Nerja, Torrox y Vélez-Málaga. En la capital venció en las once agrupaciones; en la Centro –la más numerosa de la provincia– el político madrileño obtuvo el 71% de los apoyos, precisamente en este ‘colegio electoral’ ejerció su derecho el diplomático Bernardino León Gross, uno de los integrantes del equipo de campaña de Madina.

El porcentaje de apoyos obtenidos por Pedro Sánchez en la provincia está en consonancia con los logrados en Andalucía y por encima de la media nacional.

Espaldarazo y visualización

Los resultados de este domingo suponen un espaldarazo y un refuerzo a la dirección del partido en la provincia. Si bien es cierto que el secretario general, Miguel Ángel Heredia, y sus números dos y tres, Pilar Serrano y Cristóbal Fernández, así como el secretario de Política Institucional del PSOE andaluz, Francisco Conejo, no se decantaron abiertamente durante el proceso por ninguno de los tres aspirantes, también era palpable y visible que esa neutralidad tenía un componente activo ya que integrantes del núcleo duro de la ejecutiva malagueña o cercanos a ella, como Enrique Benítez, Estefanía Martín Palop o José Manuel Domínguez, han sido los impulsores de la plataforma malagueña de apoyo a Sánchez.

Por si quedaban dudas, hay gestos elocuentes. Así, Miguel Ángel Heredia, que votó por la mañana en la agrupación de Campanillas de la capital y pasó por la sede provincial para interesarse por el desarrollo de la jornada, por la tarde se dirigió a Madrid. Allí, en la sede nacional de la calle Ferraz, el secretario general de los socialistas malagueños siguió el recuento junto a Pedro Sánchez. Un apoyo con más lecturas ya que el malagueño es un político de la máxima confianza de Susana Díaz presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE regional, la federación más numerosa y que a tenor de los datos ha sido clave en la victoria de Sánchez. Éste, tras comparecer ante los medios de comunicación para una primera valoración, se abrazó a Heredia.

En los próximos días se prevén movimientos en el PSOE cara al congreso extraordinario de final de mes donde habrá que dilucidar qué papel van a jugar los malagueños en la nueva ejecutiva provincial. Sí se da por segura la continuidad de Heredia en el núcleo duro de la dirección del grupo socialista en el Congreso de los Diputados donde el malagueño es secretario general adjunto.

El líder de los socialistas malagueños dio la enhorabuena a Pedro Sánchez y felicitó a Madina y Pérez Tapias por su trabajo en un proceso que culminó con unas primarias que han supuesto «una jornada histórica para el socialismo español».

Heredia destacó la alta participación y la implicación de los militantes malagueños. «Los socialistas hemos dado una lección de democracia y de participación. Un ejemplo de que este partido está muy vivo. Hoy ha comenzado el cambio en el PSOE y el cambio en España. Hoy ha empezado el principio del fin del Gobierno del PP», afirmó en un comunicado de prensa.

A su juicio, el PSOE tiene ahora que «rematar la faena» y hacer un «gran congreso». «Porque de este congreso tiene que salir un PSOE fuerte y unido», dijo Heredia, quien en las últimas semanas ha hecho continuos llamamientos a la unidad para el día después de las primarias consciente de que este proceso puede dejar jirones en el seno de los socialistas.

En el otro lado de la balanza del partido en la provincia, se sitúan los derrotados que apostaron fuertemente por Madina. Así, junto a Bernardino León Gross se situaron históricos del partido como Carlos Sanjuán o Salvador Pendón.