Zorrilla quiere consultas ciudadanas como la del alcalde popular de Rincón

Zorrilla y Ramos, en los pasillos del Ayuntamiento. /Archivo
Zorrilla y Ramos, en los pasillos del Ayuntamiento. / Archivo

IU presentará una moción a pleno para «sacarle los colores a De la Torre por no evolucionar en participación ciudadana»

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Llevaban varios días hablando de la consulta popular que el alcalde de Rincón de la Victoria, Francis Salado, ha puesto en marcha en la Torre de Benagalbón para que los vecinos decidan cómo quieren que sea su paseo marítimo. Divertido observar cómo los residentes montan sus plataformas, sus lobbies, sus grupos de presión, pero al final, todo se dirime por los votos. Más democrático, imposible. Ya sabemos que la democracia también es elegir a los que nos gobiernan y que ellos tomen las decisiones por nosotros, pero siempre se puede ir un paso más allá, tipo lander alemán, y promover que los ciudadanos se involucren más en las cosas que de verdad le importan porque son cotidianas en su día a día. A una familia que vive cerca de la playa en la Torre de Benagalbón obviamente el destino que tenga el paseo marítimo que estará delante de sus casas, ¿les importará o no? Tanto como que lo verán un día tras otro, todos los días.

Así que estas jornadas se hablaba de la decisión salomónica de Salado de darles voz y voto para que elijan el futuro de lo que les circunda. Al fin y al cabo, el dinero sí es de los ciudadanos, muy a pesar de lo que dijera la exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo hace ya unos añitos, ufana, eso de que el dinero público no es de nadie. Que le pregunten al sufrido contribuyente.

Por estos motivos, IU-Málaga para la Gente le ha seguido dando vueltas a esta votación rinconera y ha articulado una moción al pleno de este jueves, el último del año, para que se impulse la celebración de referéndums en Málaga. Como explica Zorrilla, «mientras que en otros ayuntamientos de España, los de cambio, confluencias, y del PP, como en Rincón, por poner un ejemplo cercano, se vienen realizando acciones de democracia participativa para decidir asuntos de la ciudad en consultas ciudadanas, vemos que en Málaga, con De la Torre, vamos para atrás», explicaba, recordando que sólo de forma experimental, y muy limitada, se pusieron hace tiempo en marcha los presupuestos participativos hace años, «a los que al final se le acabó dando carpetazo». En esta línea exponía que democracias más avanzadas como Alemania, Francia, Suiza, Nueva Zelanda e incluso estados de EE.UU. ponían en marcha este sistema.

En la moción que llevarán a pleno, IU-Málaga para la Gente explica a través del sociólogo Bernard Manin, pasando por Aristóteles y su constitución mixta, Montesquieu y el espíritu de las leyes cómo es «necesario sacar los asuntos del ámbito exclusivo de decisión del gobierno para devolverlos a la ciudadanía a través de consultas populares o ciudadanas».

Aunque está muy manida la frase, Zorrilla la saca a colación porque para él resume, como explica, el sentir de muchos ciudadanos:«La democracia no es un cheque en blanco».

En esta línea, el portavoz de IU, además de criticar al PP de De la Torre también subraya el portavoz de IU-Málaga para la Gente que no está de acuerdo con los postulados de Ciudadanos en Málaga cuando subrayan que la gente ya les vota para que hagan el trabajo. En este punto, indica que hay un buen número de ciudadanos que votan a un partido y no tienen por qué estar de acuerdo 100% con él y que por eso hay que preguntar en las cuestiones fundamentales, que a su juicio ahora en Málaga son el futuro de los terrenos de Repsol, si se debe modificar el plan especial del puerto para permitir la construcción de un rascacielos, o la puesta en marcha de unos presupuestos participativos, «autorreglamentados, deliberativos, vinculantes y universales;con un sistema de seguimiento, control social del proceso y rendición de cuentas.