Zorrilla denuncia que Urbanismo autorizó una obra ilegal en un edificio protegido

Zorrilla denuncia que Urbanismo autorizó una obra ilegal en un edificio protegido

IU-Málaga para la Gente no descarta acciones judiciales respecto a la reforma de un inmueble de apartamentos turísticos en la calle Echegaray

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La reforma del edificio situado en el número 7 de la calle Echegaray para apartamentos turísticos está en el punto de mira del grupo municipal de IU-Málaga para la Gente. Como ayer informó este periódico, un día antes de que técnicos de este grupo acudieran a la Gerencia de Urbanismo para ver el expediente de infracción abierto a este inmueble, se emitió el informe municipal al respecto, tres años después de la primera denuncia de vecinos del entorno, que ya en 2015, cuando se estaban realizando las obras, alertaron de que se le estaba añadiendo un volumen adicional a la cubierta, no existente anteriormente. Al tratarse de un edificio con protección arquitectónica de grado 1, solo está permitida la rehabilitación. En octubre del año pasado, a raíz de una nueva denuncia vecinal, el servicio de Infracciones de Urbanismo constató que al edificio se le había añadido «una planta de más».

Sin embargo, lejos de continuar con el procedimiento sancionador y de reestablecimiento de la legalidad por esta supuesta obra ilegal, la Gerencia ha archivado el expediente al comprobar que lo construido se ajusta a los planos que fueron autorizados por ella en la concesión de la licencia de obras. «Es decir, que estamos ante una posible negligencia punible, porque se otorgó una licencia para una obra que era ilegal desde el principio en un edificio histórico con protección de grado 1, dentro el entorno BIC del Museo Picasso», afirmó el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien anunció que su grupo va a pedir «explicaciones y responsabilidades» por este caso, al que definió como «un ejemplo de la desidia municipal respecto a las infracciones urbanísticas».

Además de los vecinos, también la Consejería de Cultura avisó a Urbanismo en 2017 de que, a raíz de una inspección aérea del Centro, había detectado en este inmueble situado frente al Teatro Echegaray «una planta ático, al parecer ajena a la configuración original del edificio», señala el informe de la Junta. No obstante, desde la Gerencia confirmaron que el expediente de infracción por obras ha sido archivado al comprobar que esa planta de más estaba contemplada en los planos que recibieron el visto bueno del Ayuntamiento. «Se ha dado traslado a Licencias por si existiera falsedad documental en la documentación aportada» para la obtención de la licencia de obras, apuntaron desde Urbanismo respecto a este llamativo asunto, que IU-Málaga para la Gente no descarta llevar a los tribunales. Además, pedirá explicaciones al equipo de gobierno en la próxima comisión plenaria de Ordenación del Territorio.

La Gerencia de Urbanismo sí mantiene un expediente de infracción abierto sobre este establecimiento de apartamentos turísticos, que se anuncia como Picasso Suites junto con unos existentes en la calle San Agustín, por carecer de la licencia de cambio de uso, ya que la reforma se autorizó para un fin residencial. En teoría, sin esta licencia que otorga Urbanismo, no se puede recabar la de Aperturas que concede el Área de Comercio y Vía Pública. «Estos alojamientos llevan más de un año funcionando ilegalmente, sin cambio de uso ni licencia de apertura y con total impunidad, sin que tampoco se haya hecho nada al respecto», añadió Eduardo Zorrilla.

Este periódico ha podido comprobar que de la fachada del edificio ha sido retirado en los últimos días el cartel azul que, con las letras 'AT', señala los negocios de apartamentos. El martes estaba puesto y ayer, tras la publicación de SUR, ya no estaba.

Más información