Un vivero de empresas se instala en la UMA para invertir medio millón en proyectos

Los responsables de BUND Ventures visitaron con el rector Ideas Factory. /MIGUE FERNÁNDEZ
Los responsables de BUND Ventures visitaron con el rector Ideas Factory. / MIGUE FERNÁNDEZ

BUND Ventures busca ya emprendedores para sus tres primeras ideas, centradas en aprovechar la comida, la recuperación de zonas industriales y modelos de negocios que eliminen intermediarios

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Se buscan jóvenes emprendedores para poner en marcha proyectos empresariales. Tienen poco que arriesgar: se les facilitan las instalaciones de trabajo, financiación e incluso la idea que tienen que desarrollar para convertirla en un negocio exitoso. En El Rayo Verde, el edificio que comparten en Teatinos la UMA y el Parque Tecnológico, ha puesto su base BUND Ventures, una empresa para apoyar proyectos innovadores que tiene detrás a un grupo de inversores nacionales. Cuenta con un presupuesto de 500.000 euros para hacer realidad en los próximos años una decena de proyectos empresariales. De hecho, ya tienen tres ideas sobre las que trabajar y para las que abrirán próximamente un periodo de captación de jóvenes, tanto universitarios como no universitarios.

Emilio Solís, biólogo por la UMA, Álvaro Villacorta, arquitecto, y Carlos Martín Guevara, biólogo y doctor en Biología Molecular, son las caras visibles de BUND Ventures, aunque los inversores guardan el anonimato. El 8 de mayo han convocado la primera sesión de trabajo, o workshop, para buscan candidatos para el proyecto '0% desperdicios', destinado a evitar que se derroche comida en la cadena alimentaria. El día 10 se realizará el de otro de sus proyectos, denominado 'Beauty&Wellness', que pretende optimizar el modelo de negocio evitando en lo posible intermediarios. En ambos casos, los 30 candidatos seleccionados participarán en un programa de formación de un mes, que servirá para conformar los equipos de trabajo, de 4 o 5 personas. La tercera de las temáticas a desarrollar durante este año está relacionada con la recuperación de zonas industriales abandonadas para destinarlas a empresas tecnológicas.

Carlos Martín explicó que su objetivo es «proporcionar herramientas» para montar star-ups, desde el espacio de trabajo al modelo de negocio, para lo que buscan a las personas adecuadas. El rector, José Ángel Narváez, dio la bienvenida a un proyecto «nada habitual», que se beneficiará de, entre otros, proyectos como Ideas Factory, que se desarrolla hasta este sábado en el mismo edificio, una parte del Parque Tecnológico en el campus que «ha servicio para poner en relación a empresas con estudiantes e investigadores», dijo el rector.

 

Fotos

Vídeos