Luz verde al nuevo convenio del Ayuntamiento, que prevé consolidar a unos 300 interinos

El acuerdo laboral da cobertura a 3.600 funcionarios del Ayuntamiento de Málaga. /Sur
El acuerdo laboral da cobertura a 3.600 funcionarios del Ayuntamiento de Málaga. / Sur

UGT, CC OO y UPLB suman mayoría suficiente para aprobar el acuerdo de funcionarios, que verá la luz en plena campaña electoral tras 16 meses de negociaciones

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Después de 16 meses de negociaciones y hasta 35 reuniones, ha tenido que ser ahora que el mandato está dando sus últimos coletazos cuando los 3.600 funcionarios del Ayuntamiento de Málaga van a disponer de un nuevo marco laboral. El acuerdo de funcionarios no contará con el respaldo de todos los sindicatos, pero de momento el equipo de gobierno se ha garantizado una mayoría suficiente para, aunque sea 'in extremis', sacarlo adelante el próximo lunes gracias a los apoyos deUGT, UPLB y, desde este jueves, también el de CC OO tras ser refrendado por sus afiliados en asamblea. Sobre la mesa, paz social está garantizada hasta finales de 2020, aunque queda por ver la reacción de las dos fuerzas sindicales más combativas en las negociaciones: el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (Sip-An) y el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB), ambos mayoritarios en sus respectivos cuerpos.

Entrando en el fondo del documento, al margen de las mejoras económicas y de las cláusulas sociales, una de las claves que más ha pesado a la hora de ser apoyado por los sindicatos de clase CC OO y UGT (UPLB representa a policías y bomberos) ha sido el compromiso de poner en marcha un procedimiento de consolidación de empleo para algo más de 300 trabajadores interinos de distintos departamentos municipales, algunos de los cuales llevan una década sin plaza fija.

El documento, vigente hasta finales de 2020, contempla una subida salarial del 2,5% este año

«Hay compañeros que llevan muchos años de servicio sin una estabilidad debido a la crisis y a la política municipal de no sacar plazas vacantes», apuntan desde CC OO, donde también ponen el acento en las mejoras conseguidas de índole económica y en materia de conciliación. En la misma línea opinan desde UPLB, sindicato en el que destacan la subida económica, la estabilización del empleo para numerosos empleados y las mejoras en aspectos sociales. "Se han quedado cuestiones en el tintero porque las plataformas son superiores en reivindicaciones, pero el fruto de una negociación al final te hace decidir con responsabilidad, entre sumar y seguir avanzando o entrar en un camino de incertidumbre", argumentan.

Aumento salarial y mejoras sociales

En el apartado económico, el nuevo marco laboral que afectará a los funcionarios (el convenio de personal laboral también está en negociación) contempla una subida salarial del 2,25% para 2019 más un 0,25% a partir de julio conforme al acuerdo estatal con los agentes sociales. En materia laboral, incluye la restitución de la jornada laboral de 35 horas semanales frente a las 37,5 incluidas en el decreto que el Gobierno central aprobó en 2012 para reducir el déficit público (ya se viene aplicando desde el pasado otoño), la ampliación de las ofertas de empleo público al máximo legal permitido así como convocatorias para promociones internas, solventar el empleo temporal en los distintos colectivos y crear una comisión permanente para tratar de forma más ágil distintas situaciones urgentes sobre bolsas de empleo, presentaciones, pagas de productividad. En cuanto a cuestiones más específicas, el documento compromete al Ayuntamiento a acometer la reclasificación profesional de bomberos y cabos de bomberos mediante promoción interna de la categoría C2 a la C1 con la correspondiente subida económica, la ampliación del programa de productividad de los policías locales a otros grandes eventos con la misma remuneración económica y compensación horaria o mejorar la compensación por trabajar los días 24 y 31 de diciembre.

Una batería de medidas que se ven complementadas con otras mejoras enmarcadas en la exigencia de los sindicatos de recuperar parte de los derechos sociolaborales perdidos por los trabajadores públicos durante la crisis tanto por los recortes dictados desde el Ejecutivo central como los recogidos en el plan de ajuste que el Ayuntamiento puso en marcha en 2013 para rebajar su deuda y al que ha dado fin al cierre de 2018, dos años antes de lo previsto. En este panorama de mayor estabilidad financiera, las seis fuerzas sindicales (también está Csif) consideran que ha llegado el momento de que los funcionarios empiecen a recobrar parte de lo dejado en el camino tanto económicamente como en materia de permisos y ayudas sociales.

Una vez garantizada la aprobación del nuevo acuerdo de funcionarios, el concejal de Economía y Personal, Carlos Conde, ha querido «agradecer la predisposición» de los tres sindicatos que avalan el documento, dice confiar en que se puedan sumar el resto y realza el trabajo del Área de Recursos Humanos «lejos del ruido de algunos sindicatos para intentar acercar posturas poniendo como máxima el interés general».