Urbanismo vuelve a sacar a concurso el proyecto para transformar la zona de Martiricos

Recreación del proyecto./SUR
Recreación del proyecto. / SUR

La actuación, valorada en siete millones de euros, quedó frenada en septiembre por las críticas de los constructores al modelo de contrato de obras planteado

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha vuelto a sacar a concurso el proyecto para reurbanizar todo el entorno de Martiricos a raíz de la actuación residencial privada que ejecuta la promotora Espacio Medina para realizar un edificio de 224 viviendas protegidas y un parque de 25.500 metros cuadrados en los suelos que ocuparon las naves de Citesa, y dos torres de 29 plantas para 450 pisos y un edificio para centro comercial y oficinas en la parcela en la que se celebraba el rastro dominical. Esta intervención quedó frenada temporalmente en septiembre ante las críticas que provocó en el colectivo de constructores la condición especial de este contrato, valorado en siete millones de euros, de que la constructora adjudicataria sería igualmente la contratada por la promotora Espacio Medina para ejecutar la parte de la urbanización que le corresponde.

Tras suprimir esa cláusula, Urbanismo ha vuelto a ofertar este contrato de obras, para las que se ha estimado un plazo de ejecución de 15 meses, y las empresas interesadas en pujar por él disponen hasta el próximo día 5 de diciembre para presentar sus ofertas.

La parte que corresponde a Espacio Medina, que también financia las obras municipales, está valorada en 7,2 millones de euros e incluye, además de los espacios interiores del proyecto residencial y comercial, la reforma del paseo de Martiricos, que quedará únicamente con dos carriles de circulación.

El pasado 27 de septiembre expiró el plazo del anterior proceso de licitación que se suspendió para recabar ofertas de las constructoras interesadas en acometer estas obras. Tres días antes, la Gerencia emitió un decreto por el que anulaba este proceso de contratación debido a la «existencia de diversas disfunciones jurídico-técnicas que pudieran afectar a la forma en que los licitadores deben cumplimentar sus ofertas», según se expuso en el documento de desestimiento de la licitación. Entre esas disfunciones se menciona que una tabla salarial debe ser actualizada, y que la forma de justificar algunos criterios de adjudicación resulta insuficiente para un proyecto de esta envergadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos