Urbanismo inicia las obras de reparación en el castillo de Gibralfaro

Los operarios de Hermanos Campano, ayer, durante el acopio de materiales en Gibralfaro. /Francis Silva
Los operarios de Hermanos Campano, ayer, durante el acopio de materiales en Gibralfaro. / Francis Silva

La actuación, que no incluye el tramo de muralla que se desmoronó en noviembre, se centrará en arreglos puntuales de suelos y muros

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

En pleno verano han comenzado las obras que el Ayuntamiento proyectó hace tres años para acometer varias reparaciones puntuales en los conjuntos monumentales de la Alcazaba y Gibralfaro. Estos trabajos, que fueron contratados por la Gerencia Municipal de Urbanismo con la empresa Hermanos Campano por un presupuesto de 149.534 euros y un plazo de realización de cuatro meses, empezaron a materializarse ayer en el castillo de Gibralfaro, donde los obreros procedieron al acopio de materiales para iniciar las reparaciones, que no incluyen el tramo de la muralla norte que se desmoronó en noviembre del año pasado, ya que su arreglo será objeto de un proyecto independiente que el Ayuntamiento tramita ante la Consejería de Cultura.

El proyecto, elaborado por el estudio de arqueología Yamur, en colaboración con el departamento de Arquitectura e Infraestructuras de Urbanismo, contempla una treintena de pequeñas reparaciones en ambos conjuntos, una docena en la Alcazaba y 17 en total en el castillo de Gibralfaro, dirigidas a evitar que avance el deterioro de determinadas zonas, a facilitar el acceso de visitantes y a garantizar el drenaje de algunas partes de los edificios.

No obstante, según ha podido conocer este periódico, solo se va a empezar a ejecutar por ahora en Gibralfaro, para no perjudicar la masiva llegada de visitantes que se espera para la Alcazaba en los meses de julio y agosto. La idea es concentrar las actuaciones en la Alcazaba en el mes de septiembre, que es en el que se espera una menor afluencia de turistas.

En Gibralfaro, Urbanismo va a reparar el camino de entrada al castillo, el tejado de su museo, los paneles informativos, la plataforma del escenario, el pavimento de la bajada al auditorio y una pérgola, entre otras actuaciones. En la Alcazaba se van a reparar los ladrillos de la entrada principal desde la calle Alcazabilla, los muros de la torre existente junto a este acceso, su empedrado, columnas y elementos de mármol, el pavimento de la puerta de las columnas , un silo y los sumideros del patio de los surtidores. Además, se van a sustituir el alumbrado y los paneles informativos de la sala mudéjar, se va a revisar el vallado de la zona de entrada, se va reparar una armadura de madera del siglo XVI y se va a restaurar una maqueta del monumento.

Las intervenciones en la Alcazaba se concentrarán en septiembre, cuando habrá menos visitantes

Para la reparación del desmoronamiento de un tramo del lienzo norte de Gibralfaro, que se encuentra apuntalado de forma provisional, la empresa Yamur Arquitectura y Arqueología ya ha elaborado el proyecto, valorado en 126.492 euros, y la actuación está pendiente del visto bueno de la Consejería de Cultura.

Además, también está a la espera del visto bueno de la Junta otra tanda de actuaciones de reparación por otros 150.000 euros planeadas por Urbanismo para seguir mejorando ambas fortalezas y que incluye los desprendimientos que se produjeron igualmente en muros de la Alcazaba, el arreglo de las garitas de Gibralfaro, y varias obras de mejoras en muretes, saneamientos y piletas. Asimismo, el Ayuntamiento ya está planeando un tercer paquete de intervenciones de puesta en valor que se centrará especialmente en la Alcazaba.