Cae un trozo de cornisa de un edificio histórico de la calle Victoria

Imagen de la cornisa./Migue Fernández
Imagen de la cornisa. / Migue Fernández

Bomberos ha inspeccionado la fachada para comprobar que no existe un riesgo inminente de nuevos desprendimientos pero admite que requiere una «rehabilitación urgente»

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La zona de la calle Victoria se ha visto alterada en la mañana de este jueves por la actuación del Cuerpo de Bomberos y de la Policía Local debido al desprendimiento de un trozo de la cornisa de un histórico edificio ubicado en el número 38 de esta vía. Según han explicado desde Bomberos, se ha detectado la caída de parte del extremo izquierdo de una cornisa que recorre el exterior de una de las plantas del inmueble, que cuenta con protección integral al tratarse de una obra del arquitecto Fernando Guerrero Strachan, del año 1927, según figura en el catálogo de edificaciones protegidas de Málaga.

Los agentes de Bomberos han saneado la zona en la que se ha producido el desprendimiento, que afortunadamente no ha provocado daños en peatones ni en vehículos, y han efectuado una exploración del resto de la fachada. Las fuentes consultadas han señalado que «el peligro se ha eliminado y no hay un riesgo inminente» de nuevos desprendimientos. No obstante, han admitido que la fachada de este edificio necesita «una rehabilitación urgente» para evitar que vuelva a repetirse la situación vivida esta mañana y que ha ocasionado cortes de tráfico en una de las calles con más tránsito de vehículos del entorno del Centro de Málaga.

La actuación de Bomberos y Policía Local ha comenzado en torno a las doce de la mañana. Según han apuntado las fuentes, uno de los propietarios del inmueble se ha comprometido ante los agentes a llevar a cabo lo antes posible una obra de reparación de la fachada. Este edificio pasó la obligatoria inspección técnica de edificios en el año 2008 con un resultado favorable, según la información contenida en la página web de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Sus propietarios están obligados a someterlo a un nuevo chequeo antes del 31 de diciembre de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos